¿Estancado en la rutina? 7 tips para salir de la monotonía

Por el 17 abril 2017 amigos

7 tips para salir de la monotonía

Uno de los sentimientos más habituales, también uno de los que más frustración produce es el amargo malestar de la rutina convertida en un estilo de vida crónico. Es decir, el aburrimiento previsible de haber convertido lo habitual en norma. Eso no significa que la rutina sea negativa, de hecho, es muy positiva porque aporta seguridad emocional. Sin embargo, siempre que se basa en el equilibrio de ir acompañada por el agradable sabor de la novedad, la improvisación y la sorpresa.

En la vida hay tiempo para todo. ¿Cómo puedes saber si te sientes estancado en la rutina ya sea en tu vida de pareja, en el trabajo, en tus relaciones de amistad o en tus sueños personales? Cuando sientes que la vida te ofrece menos de lo que tú esperas, cuando experimentas grandes vacíos y carencias internas. En realidad, cambia el chip porque eres tú quien estás ofreciendo menos de lo que puedes a la vida. Este es un cambio de mentalidad necesario para romper la rutina. Descubrir que salir de la rutina significa implicarte más en lo importante de tu presente.

7 tips para salir de la rutina

1. Comienza por los pequeños gestos. Los cambios más sencillos son los más básicos de poner en práctica. Por ejemplo, cambia el camino que recorres para acudir al trabajo, busca calles alternativas. Tu cerebro se activa ante nuevos estímulos. Descubre una nueva cafetería en la ciudad y disfruta de tu infusión preferida. Acude en un horario diferente del habitual al gimnasio.

2. Acepta la situación sin resignarte. Para cambiar una situación, en primer lugar tienes que aceptarla pero no resignarte a ella. Es decir, no te conformes con una realidad que te disgusta cuando puedes explorar nuevas posibilidades. Si siempre haces las cosas del mismo modo, vas a obtener los mismos resultados. ¿Qué es aquello que quieres cambiar? Hasta que no lo identifiques no podrás avanzar.

3. Organiza un fin de semana diferente. Hacer un viaje en pareja, con amigos, en familia o en solitario es una fórmula sencilla para experimentar ese agradable sabor de vacaciones que te hace retomar tu rutina con una nueva perspectiva. Organizar una escapada de turismo, viajar a una casa rural, visitar la playa, organizar una actividad de agroturismo o disfrutar del turismo cultural.

Cambiar de espacios, conocer un nuevo destino y apreciar su arquitectura y gastronomía es una forma sencilla de atraer nuevas novedades a tu vida.

Cómo salir de la rutina

4. Haz aquello que has estado posponiendo. Todos tenemos alguna lista de sueños pendientes, alguna actividad que nos hubiese gustado hacer y hemos dejado en el camino. Este es un buen momento para conectar con esa parte vital de metas por cumplir. Algo tan sencillo como apuntarte a un curso sobre una temática que te guste puede ser una buena idea.

5. Lee un libro. Muchas personas están totalmente desconectadas del hábito de la lectura, han llegado a la conclusión de que no les gusta leer, sencillamente, porque no han encontrado libros que realmente les atrapen. Sin embargo, tienes que tener paciencia porque un buen libro puede cambiar tu vida.

6. Organiza una quedada de amigos. Si tomas la iniciativa de proponer algún plan, seguro que muchos de tus colegas se suman a la fiesta.

7. Haz un regalo a tu pareja. O a cualquier persona que sea importante para ti. Elige un regalo, un día cualquiera. Y alegra la vida de otra persona.

Por qué estamos estancados en la rutina

¿Por qué quedamos estancados en la rutina?

Porque tenemos miedo de arriesgar, de salir de esa zona de confort en la que caminamos sobre terreno seguro. Sin embargo, la verdadera felicidad y el aprendizaje se encuentra en el estímulo de salir fuera de esa zona de comodidad, en la que permanecemos anclados más tiempo del deseado porque somos expertos en ponernos excusas: “ya es tarde”, “no sirvo para esto”, “no tengo suerte”.

Tacha de tu diálogo interior este discurso negativo y cambia el foco de la pregunta: ¿Qué pasa por arriesgar? Ocurren cosas, pero son cosas positivas. Ya que abres nuevas puertas. Puertas que en muchos momentos no abrimos por la pura pereza de ese estar estancados en la rutina.

A veces, quedamos estancados en la monotonía porque permanecemos en la pura pasividad de vivir integrados en la inercia de la prisa tan propia de la sociedad actual. Es difícil encontrar tiempo para pensar bajo el síndrome de la ocupación constante. Sin embargo, las circunstancias externas no nos determinan, influyen pero no son un condicionante a modo de límite inamovible.

A veces, nos quedamos estancados en la rutina por la eterna indecisión de creer que siempre tendremos tiempo por delante. Una de las frases bonitas de amor que puede inspirarte es esta idea de Antoni Gaudí: “Para hacer las cosas bien es necesario: primero, el amor, segundo, la técnica”. Para explorar nuevas posibilidades, comienza el día de hoy como lo que es: un regalo en mayúsculas. Y piensa en qué puedes hacer hoy por ti mismo para dar a tu vida un nuevo color de esperanza.


Tags: , , , ,

Dejar un comentario