¿Cómo ser más amable contigo mismo? 5 consejos

Por el 2 octubre 2019 amigos

Cómo ser amable contigo mismo

La amabilidad es una manifestación de amor propio que cuando la ponemos en práctica, nos aporta bienestar. Por el contrario, cuando nos enviamos mensajes negativos, nuestra autoestima también puede dañarse si este hecho es recurrente. La amabilidad hacia nosotros mismos es la base, además, para tener una amabilidad sincera con los demás. De lo contrario, corremos el riesgo de buscar en otras personas un reconocimiento interno que solo podemos ofrecernos nosotros.

¿Cómo ser más amable contigo mismo? ¿Cómo ser más amable ante los objetivos no cumplidos, en las dificultades de las relaciones de pareja o en las posibles desilusiones de la amistad? En el blog de mobifriends te damos cinco ideas para practicar este gesto de inteligencia emocional.

1. Hoy es un buen día para empezar

Podemos contarnos mil excusas, pero la realidad es que si queremos empezar a ser más amables con nosotros mismos podemos hacerlo en la práctica dando un primer paso. Un primer paso que siempre se produce en presente. Por ello, puedes generar cambios significativos a través de esta atención consciente a esta cuestión.
Hoy es un buen día para empezar a pasar tiempo contigo, por ejemplo. Por muchas ocupaciones que tengas, por complejas que sean las exigencias de cada día, encuentra algún instante de calidad para centrarte en ti, disfrutar de tu compañía y escucharte.

¿Cómo ser más amable contigo? Por ejemplo, puedes intentar que este día sea agradable para ti en aquellos matices que dependen de ti. Puedes concretar este propósito en acciones específicas, por ejemplo, un tiempo de paseo, una conversación con un amigo, un menú delicioso y saludable en la hora de la comida… Para ser más amable contigo, comienza por darte la importancia que realmente mereces en tu propia vida. Practica la generosidad emocional, en lugar de caer en el límite de la tacañería.

Ideas para ser amable contigo mismo

2. Crea un mantra amable

Existen situaciones que pueden resultar difíciles de gestionar en un primer momento. Por ejemplo, ese instante en el que te sientes desbordado por un imprevisto importante, cuando recibes una mala noticia, cuando sufres por una ilusión rota… Vivimos en un momento tan condicionado por la inmediatez que podemos llegar a tener una visión distorsionada de la realidad al convertir un hecho secundario en un aspecto prioritario que vivimos con la sensación de una urgencia. Sin embargo, es importante que para ser más amable contigo intentes trasladar otras formas de tiempo a tu vida.

El tiempo interno es muy importante. A través de este tiempo interno puedes transformar tu realidad exterior. Mientras que al interpretar desde la perspectiva de la exageración aquello que sucede a nivel exterior te preocupas, por el contrario, cuando intentas leer aquello que ocurre en el plano exterior desde la mirada de la calma, te envías un mensaje de tranquilidad.

¿Qué mensaje de ánimo quieres empezar a decirte a ti mismo a partir de ahora? Elige un mensaje sencillo y breve. Las frases de amor propio son un ejemplo de esperanza.

3. No toleres faltas de respeto en los demás

Esta amabilidad contigo mismo no solo puedes practicarla en tus momentos de soledad, sino también en tus relaciones sociales con los demás. El tiempo que pasamos con los otros también puede hablar de cómo nos sentimos con nosotros mismos.

Existe una premisa muy importante que debemos cuidar en nuestros vínculos con los demás: merecemos respeto. Un respeto que no solo es importante en la palabra sino también en las acciones. Conviene no relativizar aquellos detalles que tienen un significado negativo.

Los amigos son muy importantes. Pero también podemos reflexionar sobre qué vínculos mantenemos, únicamente, por miedo a la soledad. Por ejemplo, lazos que nos quitan más de lo que nos aportan.

Mantras de felicidad

4. Valora tu propio tiempo presente

Nos distanciamos del objetivo de ser amables con nosotros mismos cuando no valoramos nuestro tiempo y tenemos la sensación de desperdiciarlo continuamente. Por ejemplo, cuando estamos en un lugar alejado de aquel en el que verdaderamente queremos estar a nivel vital. Por ello, para empezar a ser amables con nosotros, también tenemos que tomar decisiones que nos ayuden a avanzar en la dirección de nuestro proyecto de vida.

La búsqueda de la felicidad o la superación del sufrimiento son experiencias que muestran dos perspectivas distintas y posibles en la propia vida. Pero en cualquier contexto tenemos que tomar decisiones. Decisiones que deben estar fundamentadas en el propio propósito del desarrollo personal.

Cuidados para ser amable contigo mismo

5. Sé amable con la persona que fuiste y con quien llegarás a ser

En tu presente también se encuentra el recuerdo de la persona que fuiste en el pasado y puedes visualizar la potencialidad de tu propio desarrollo personal. Para ser amable contigo en el día de hoy también es importante que tengas esta predisposición en el encuentro emocional con el ayer o la planificación del mañana.

¿Cómo ser amable contigo mismo? En mobifriends puedes compartir tus reflexiones y comentarios sobre este tema.


Tags: , , , ,

Dejar un comentario