Cinco tipos de soledad: ¿Cuáles son y cómo se manifiestan?

Por el 10 octubre 2021 amigos

Cinco tipos de soledad: ¿Cuáles son y cómo se manifiestan?

La soledad es una vivencia que puede experimentarse en periodos vitales diferentes y en formas también distintas. En ocasiones, se presenta como una compañía amable que propicia el autoconocimiento. En otras, genera cierto grado de incomodidad en quien echa de menos el contacto con un amigo cercano.

¿Cuáles son los tipos de soledad que pueden producirse en la realidad? En el blog de mobifriends compartimos algunos ejemplos y cómo se manifiestan.

Soledad elegida

1. Soledad elegida: una expresión de libertad

Algunas personas planifican un proyecto de vida en el que el desarrollo pleno está muy vinculado con la autonomía individual. Personas que disfrutan de la soledad desde la libertad. Y, por ello, enriquecen su tiempo con planes y actividades que disfrutan plenamente.

Vivir solo y estar solo no son sinónimos. De hecho, muchas de las personas que eligen de forma consciente la soledad, se sienten unidas a nivel emocional con seres queridos cercanos con los que mantienen una conexión profunda. Las personas que se sienten muy cómodas con su situación personal, llevan a cabo multitud de planes que otras evitan. Por ejemplo, programan viajes a nuevos destinos y hacen nuevos amigos durante el trayecto.

Soledad crónica

2. Soledad crónica que se intensifica con los años

La experiencia de la soledad también se contextualiza en el tiempo. En ocasiones, se produce de forma ocasional o en un periodo concreto de la existencia. Y, sin embargo, también puede ocurrir que la situación se agrave con el paso de los años hasta convertirse en un estado recurrente. Así ocurre, por ejemplo, cuando el aislamiento social profundiza la incomunicación de aquel que tiene pocas relaciones significativas.

Es muy importante prevenir la soledad para minimizar el riesgo de que llegue a tornarse habitual. En la sociedad actual, por ejemplo, crecen las iniciativas que promueven el apoyo y el acompañamiento a personas de la tercera edad. Es importante evitar los estereotipos sobre la soledad, porque no solo puede afectar a quienes han superado los 70 años. En ocasiones, en una situación de este tipo, la persona se siente espectadora de la felicidad ajena.

3. Soledad en pareja: cuando el sufrimiento se vive en pareja

La soledad también esconde importantes paradojas. Por ejemplo, puede sentirse en la convivencia en pareja. Dos personas que habitan en un mismo hogar pueden tener una rutina en la que no existen momentos significativos compartidos en común.

La soledad, en este caso, es consecuencia de la distancia emocional, la desconexión con el otro, el individualismo en el seno del amor, la falta de entendimiento y el estancamiento en una situación que se percibe como negativa por algún motivo. Las carencias afectivas y la añoranza del otro también pueden hacer que una persona se sienta sola, a pesar de encontrarse en una relación de pareja.

La soledad en pareja es un síntoma de infelicidad en un matrimonio que debe tomar decisiones para afrontar la situación con inteligencia emocional. El proceso, en ocasiones, deriva en divorcio. En otras, la crisis propicia un reencuentro posterior cuando ambos se implican para reconstruir el vínculo.

Soledad emocional

4. Cuando la soledad emocional duele

Las distintas formas de soledad experimentan emociones y sentimientos. La naturaleza del ser humano es social, es decir, el encuentro con el otro es clave para potenciar el bienestar y la realización individual. Y, sin embargo, puede ocurrir que una persona se sienta invisible ante los demás. Quizá eche de menos el reconocimiento, las palabras de ánimo o la cercanía.

¿Cuándo se produce la soledad emocional? Por ejemplo, quizá alguien tenga muchos lazos superficiales, pero ninguno verdaderamente profundo y sincero. En ese caso, las conversaciones y diálogos mantenidos con los demás giran en torno a cuestiones que no tocan verdaderamente el corazón. Las frases de amor no correspondido, en ocasiones, ponen palabras a la soledad.

La persona desea encontrar pareja y compartir su vida con alguien especial. A pesar de querer enamorarse, siente desesperanza ante la falta de realización de un deseo tan importante. La soledad emocional puede contextualizarse en una historia de esas características.

Soledad no deseada

5. Soledad no deseada que se intensifica por las circunstancias

Hemos iniciado el artículo hablando sobre la experiencia positiva de la soledad, aquella que se busca de forma consciente. Y, en ese caso, la realidad se percibe desde un punto de vista amable. En otros casos, el peso de las circunstancias parece intensificar el estado de soledad de quien anhela una realidad muy diferente.

Hacer amigos nuevos causa ilusión, abre nuevas puertas en la vida. Cuando nace una historia en común, dos caminos se unen durante algún periodo específico. En cualquier momento puedes tomar la iniciativa para hacer nuevos contactos y, a su vez, también puedes acompañar a otras personas. Existen muchos proyectos solidarios que están orientados a ofrecer esperanza a los demás. ¿Qué otras formas de soledad te gustaría añadir para ampliar el artículo que compartimos en el blog de mobifriends?


Tags: , , , ,

Dejar un comentario