Cómo saber si te has obsesionado con otra persona

Por el 22 febrero 2017 Amor

Cómo saber si te has obsesionado con otra persona

A veces, el amor produce mucho sufrimiento. Sin embargo, es importante comprender que la obsesión no es enamoramiento, incluso aunque en algún momento, lo parezca. Si estás sufriendo hasta el extremo por los pensamientos habituales hacia otra persona, cuyo pensamiento irrumpe en tu vida de un modo casi enfermizo, entonces, estás en el límite de una obsesión.

Síntomas de la obsesión amorosa

Cuando estás obsesionado con otra persona sientes como una adicción que necesitas ver a la otra persona para seguir respirando. Sientes que toda tu vida gira en torno a ese núcleo vital. Vives esta historia con una intensidad desmedida. Desmedida porque te mueves entre los opuestos habituales de blanco o negro.

Te has obsesionado con otra persona si crees que no puedes olvidarle. Este es un pensamiento habitual de quien se encuentra en este punto. Sin embargo, recuerda que tú siempre eres libre de mente y corazón para pasar página respecto de una historia, por difícil que parezca en un primer momento. En muchos casos, las parejas infelices lo son por este motivo.

Es posible que te niegues a olvidar a esa persona porque observas muchas señales del destino que te llevan a creer que estáis hechos el uno para el otro. Sin embargo, si se trata de una obsesión, en realidad, no existen casualidades mágicas sino interpretaciones totalmente subjetivas que tú has recreado en tu mente con un punto de ensoñación. Tan negativo es estar obsesivamente enamorado como buscar pareja con esta ansiedad.

Síntomas de obsesión amorosa

Te has obsesionado con alguien si compruebas con ansiedad cuándo ha sido el último momento en el que esa persona se ha conectado a whatsapp. Si aspiras a saber todo lo que hace las veinticuatro horas del día. Existe otro síntoma habitual de una persona que está obsesionada: lo niega por completo. Es decir, comienza a racionalizar su modo de actuar cuando en realidad, detrás de esa forma compulsiva de vivir el amor, está la obsesión de quien vive totalmente sometido a su objeto de deseo.

Y aunque el obsesionado cree estar enamorado, en realidad, no lo está. Tiene un apego enfermizo hacia esa persona en la que está poniendo el peso desmedido de llenar un vacío interior. Estás obsesionado con alguien si te tomas como algo personal cada cosa que dice o hace ese alguien que para ti lo es todo. Y precisamente ahí radica el problema. En el hecho de que al haber convertido a ese alguien en todo para ti, no ves más allá de su figura.

Estás obsesionado con otra persona si pensar en ese alguien no te da paz y tranquilidad, sino que te produce angustia, intranquilidad y miedo. Cuando estás enamorado y eres feliz por ello, te sientes alegre al recrearte mentalmente en posibles situaciones de idealización amorosa.

Cómo acabar con la obsesión amorosa

Cómo acabar con la obsesión amorosa

Asumiendo que has llegado a un límite en el que ya no quieres seguir poniendo tu vida a la espera. A la espera de algo que ya no tiene ningún sentido por mucho que en tu mente esa historia esté muy viva. Si en la realidad, no lo está, ahí tienes la respuesta. Para acabar con la obsesión amorosa, en primer lugar, tienes que darte la oportunidad de saber que puedes pasar página. Aunque te resulte difícil o te cueste. Lo más importante es tener paciencia pero avanzar.

Porque a veces, en el amor no hay más ciego que el que no quiere ver. Y porque nadie te roba la voluntad, por muy ilusionado que estés con alguien. La libertad siempre debe ir en la dirección de aquello que a ti te hace sentir bien y te ayuda a crecer aceptando las frases de amor no correspondido que son tan sabias.


Tags: , ,

Dejar un comentario