Diez rasgos típicos de parejas infelices

Por el 12 mayo 2014 Relaciones de pareja

Diez rasgos típicos de las parejas infelices

La felicidad, esa palabra tan ideal, es fundamental en una relación de pareja en la que dos personas se sienten bien consigo mismas. Cuando una relación de pareja es gratificante, entonces, la compañía del otro resulta agradable. Por el contrario, cuando dos personas son infelices juntas, aunque se nieguen a verlo, se han convertido en una molestia la una para la otra. Se trata de una compañía incómoda.

Eso no significa que una etapa de infelicidad sea sinónimo de ruptura. Pero lo que sí debe ser es un estímulo para hacer cambios. Si deseas que tu relación siga por el mismo camino, entonces, sigue haciendo lo mismo. Si deseas que tu relación mejore, entonces, haz cambios porque puede que solo se trate de una crisis de pareja y no del final de la relación.

1. Las parejas infelices arrastran sufrimiento y frustración a nivel interior. Una persona que no está bien en su relación de pareja tiende a desahogar su malestar con un amigo de confianza que es confidente de la situación.

2. Las parejas infelices disimulan en muchos momentos su propia situación de tristeza para no preocupar a familiares cercanos o para causar una imagen determinada en ciertos eventos sociales, por ejemplo, en la boda de un amigo.

3. Las parejas infelices que un día fueron felices sienten que ya no reconocen a la persona de la que se enamoraron. Piensan que el otro ha cambiado mucho, sin embargo, no se dan cuenta de su propio cambio.

4. Comparten poco tiempo de ocio en común. Algo lógico ya que cuando no estás a gusto con una persona es normal que evites su presencia lo máximo posible. Sin embargo, cuando se trata de una relación de pareja, tienes que afrontar la realidad.

5. Cada uno hace su propia vida de una forma independiente y no comparte su mundo con el otro. En ese caso, se trata de una pareja rota por mucho que siga unida a nivel formal.

6. Una pareja infeliz arrastra altos niveles de estrés puesto que cuerpo y mente reaccionan en algún momento ante la presión que surge de vivir un amor tóxico, dependiente o con algún tipo de desengaño añadido.

7. Existen problemas concretos que pueden estar asociados a la infelicidad en pareja. Por ejemplo, los celos extremos, la infidelidad, las discusiones constantes, la soledad… Cada pareja es un mundo por lo que para encontrar una solución, cada pareja tiene que encontrar una causa de su conflicto.

8. Las parejas infelices suelen tener una mala comunicación. Conversaciones basadas en monosílabos y discusiones frecuentes que muestran la tensión emocional de una situación sentimental no resuelta.

Foto – Hogar Útil


Tags: ,

Dejar un comentario