Cómo poner fin a las discusiones constantes

Por el 9 noviembre 2013 Relaciones de pareja

Cómo poner fin a las discusiones constantes

Las discusiones constantes en una pareja desgastan el vínculo porque tanto él como ella terminan quemados al no disfrutar de los momentos compartidos. Conviene tomar conciencia del conflicto a tiempo para pedir ayuda y dar un giro a la situación.

En Mobifriends, te damos las claves para poner punto y final a las discusiones constantes.

1.

order cialis pills

En primer lugar, conviene precisar que son muchas las parejas que acuden por este motivo a una terapia de pareja. Pero para que dicha terapia sea efectiva es fundamental que tanto él como ella asuman la parte de responsabilidad que tienen en la situación para poder cambiar.

2. Existe un ejercicio práctico que puede ayudarte para aliviar la situación. Por ejemplo, imagina que tu mejor amigo está pasando por la situación que tú estás pasando a día de hoy. Piensa en qué le dirías y en qué consejo te gustaría darle para aportarle algo de luz en un momento así.

3. Haz análisis de tus propios fallos para poder avanzar. Deja de lado la actitud defensiva de ponerte en posición de ataque.

4. En el caso de que hayas pasado una temporada muy mala provocada por discusiones constantes con tu pareja también es muy importante que seas sincero contigo mismo para valorar si de verdad quieres seguir por el mismo camino o si te das cuenta de que no te compensa esta situación y quieres cambiar.

5. Afronta de forma madura los conflictos de pareja. Por ejemplo, no aspires a que el entorno más cercano se posicione a tu favor porque una relación de pareja no es una guerra en la que buscas aliados. De hecho, cuidar tu privacidad te ayudará a largo plazo.

6. No te encierres en un bucle después de haber tenido una discusión. No des vueltas y vueltas alrededor de lo que ha pasado. Es muy importante que pases página y te centres en otra cosa. El pensamiento puede jugarte malas pasadas cuando caes en el punto de cometer fallos irracionales.

7. Piensa antes de hablar, y cuenta hasta cien si hace falta. No sigas alimentando una discusión, no entres en el juego. Puedes marcharte del lugar y decirle a tu pareja que hablaréis en otro momento. Puedes irte a caminar. Cuando ambos estéis más tranquilos hablaréis con otra actitud en vez de tener peleas de pareja sin fin.

Foto – Kena


Tags: ,

Dejar un comentario