8 consejos para no impacientarse cuando el amor no llega

Por el 19 septiembre 2018 Amor

Cuando el amor no llega

Cuando una persona desea enamorarse y ser correspondida, puede anhelar este instinto con tal fuerza que la idea de practicar la paciencia le produce más impaciencia todavía porque siente que nadie comprende cómo se encuentra. Sin embargo, existe un motivo importante para cultivar la paciencia.

El amor no siempre llega en la forma deseada ni en el tiempo anhelado. Por tanto, continúa con tu vida porque ahí reside tu propia misión. ¿Qué puedes hacer para no impacientarte cuando el amor no llega a tu vida? En el blog de mobifriends te damos diez consejos.

1. Proyecto de vida

Programa un proyecto a corto plazo de cuál es la hoja de ruta que te gustaría realizar durante los próximos meses. Crea un itinerario de acciones que dependen de ti, acciones que suman felicidad a tu vida porque tu actitud proactiva es un horizonte de cambio.

Es decir, no paralices tu proyecto personal por quedar a la espera de que el amor llame a tu puerta. Sigue con tu historia para que ese amor, cuando llegue, te encuentre viviendo de verdad.

2. No hagas un drama

La impaciencia no suele surgir tanto de los ritmos de la vida sino de la propia actitud personal en la forma de interpretar el tiempo. Esto ocurre cuando experimentas como un drama el hecho de no tener pareja. Tal vez te resulte una situación difícil si habías imaginado un estado diferente. Sin embargo, intenta experimentar esta situación desde la perspectiva del aprendizaje en lugar de llegar a la conclusión de que tienes mala suerte en el amor.

No te desesperes

3. Relaciones sociales

Las relaciones personales son una fuente de reconocimiento esencial porque aportan empatía, conexión emocional, compañía y significado. Por tanto, valora a tus amigos, no te comportes como si la amistad estuviese en una especie de segundo plano en nivel de perfección respecto del amor. Algunas personas enamoradas sienten vacíos y carencias vinculados con los amigos y amigas.

Por tanto, encuentra tiempo para cultivar tus vínculos personales y no cierres la puerta a la posibilidad de conocer gente nueva.

4. Habla de cómo te sientes

Es positivo que tengas a alguna persona de confianza a la que hagas partícipe de cómo te hace sentir esta sensación a nivel emocional. Quienes sufren por este motivo atraviesan periodos en los que este hecho tiene menos peso y otros en los que la impaciencia crece. Al poner palabras a tus sentimientos por medio de la expresión oral, puedes ganar objetividad respecto de tu lenguaje emocional.

Además, el apoyo de los amigos también eleva tu nivel de resiliencia para que este dolor no se convierta en un motivo de frustración sino en una circunstancia que puede tener una interpretación distinta desde la aceptación.

5. Ayuda profesional

A veces, cuando el sentimiento de soledad que siente una persona que desea enamorarse y ser correspondida, le hace ver que nunca tiene suerte, puede implicar la ayuda profesional de un especialista en psicología. ¿Cómo puede una persona saber si necesita ayuda psicológica por este motivo?

Es recomendable que cualquier persona consulte esta duda a nivel privado con un especialista en la materia, sin embargo, si el hecho de no tener pareja se convierte en una preocupación recurrente, en un foco de tristeza habitual, en un malestar que afecta a la autoestima, entonces, puede ser recomendable consultar la situación con un profesional.

Vive la vida

6. Vive

Todo el tiempo que inviertes en impacientarte es un bien que no vives en realidad como de verdad mereces vivir. Es decir, este nudo interior, estas sensaciones que te roban la paz de ánimo, te alejan del presente. Te llevan a un lugar muy distinto del que te encuentras actualmente.

Estás físicamente en un lugar, pero tu mente está en el foco de una preocupación que puede producirte ansiedad cuando es crónica. Por tanto, toma conciencia de esta circunstancia para poder modificarla a través de tu influencia en tus propios pensamientos.

Mantener el optimismo

7. Evita las creencias equivocadas

Evita la falsa creencia de pensar que serás más feliz el día que te hayas enamorado y seas correspondido porque si no te sientes bien contigo mismo ahora, entonces, es posible que traslades esta misma inquietud a ese escenario potencial que también tiene sus propias dificultades.

Valora cada día de tu vida. Por ejemplo, al despedir cada jornada realiza un acto de gratitud a partir del recuerdo de tres motivos por los que te sientes afortunado de ser y estar aquí y ahora.

8. Busca inspiración de influencias positivas

Cuando tienes la creencia de que a determinada edad, enamorarse es casi imposible, vives el tiempo desde una perspectiva que te genera una presión. A través del cine, el teatro y la literatura puedes encontrar ejemplos de historias ricas en matices que demuestran que, este sentimiento es siempre único más allá de cualquier tipo de apreciación general.

En tu propio entorno de amigos y conocidos, seguro que también puedes observar esta esencia tan única a través de historias reales protagonizadas por protagonistas reales. Encuentra un mantra que te dé paz. No te recrees en las frases de amor no correspondido y alimenta tu autoestima.

¿Alguna vez has vivido una situación emocional de este tipo? ¿Qué te ayudó a superarla? ¿Y qué consejo darías a una persona que estuviese en esta situación?


Tags: , , , ,

Dejar un comentario