¿Es más difícil hacer amigos nuevos después de los 40?

Por el 24 abril 2019 amigos

Dificultades para hacer amigos después de los 40

La forma en la que cada persona vive la amistad puede estar condicionada por sus propias creencias. Si comparamos cualquier etapa de la vida en la perspectiva de la edad de la adolescencia o los 20 años, las circunstancias posteriores son tan distintas a las de ese ciclo de descubrimiento y flexibilidad de tiempo que el marco desde el que cada protagonista parte para el establecimiento de nuevas amistades siempre nace de la realidad actual, en donde existen circunstancias que pueden condicionar las posibilidades de la agenda.

Todavía más cuando se trata de observar la agenda en relación con las posibilidades de tiempo de ese potencial amigo. ¿Es más difícil hacer amigos después de los 40? La respuesta a esta pregunta será totalmente personal a partir del testimonio de cada ser humano.

Y como ocurre en torno a otras muchas cuestiones, mientras que esta es la percepción que pueden tener algunos hombres y mujeres, otras personas, por el contrario, pueden tener la certeza absoluta de que esta es la mejor etapa de su vida en lo profesional y en lo personal. Existen algunas razones por las que a veces podemos sentir que es más difícil hacer amigos nuevos después de los 40. ¿Cuáles son esas posibles causas?


Zona de confort a los 40

Zona de confort

Puede ocurrir que una persona tenga una rutina de tiempo estructurada en torno a unos hábitos y tenga poco margen de flexibilidad para romper con ese guión previsible. A veces, no es que la persona no desee salir de ese guión previsible, sin embargo, no tiene margen real para hacerlo de forma significativa ante la responsabilidad de atender distintos compromisos de trabajo, familia y demás cuestiones.

En esta etapa, el número de responsabilidades que una persona debe atender puede hacer que el espacio disponible para conocer gente nueva y construir nuevas amistades sea menor. Y esta proporción de tiempo también influye en la probabilidad final de coincidir con personas compatibles.

En relación con esta zona de confort, también puede suceder que el protagonista sienta que su vida está ya completa con las personas que forman parte actualmente de su existencia. Y desea dedicar su tiempo a estas personas especiales. Conocer gente nueva no desplaza a un segundo plano a esos seres principales, sin embargo, cuando una persona siente que el tiempo disponible en su agenda es limitado, puede priorizar el hecho de centrarse en sus relaciones actuales.

Falta de tiempo para hacer amigos a los 40

Los amigos nuevos no se consolidan por falta de tiempo

La vida fluye a cualquier etapa y en cualquier periodo se producen encuentros personales interesantes que producen expectativas en los protagonistas. Sin embargo, la ilusión de esos primeros encuentros puede desvanecerse cuando cada uno sigue inmerso en su ritmo de vida y la posibilidad de concretar un plan de conversación se pospone hasta el infinito por esa costumbre tan humana de aplazar algo como si el tiempo fuese eterno.

Y lo que ocurre en este caso es que ese vínculo que en el presente tiene un potencial de futuro si existe interés por alimentar ese vínculo de mutuo acuerdo, pronto queda en el pasado del recuerdo de aquella amistad que pudo ser y no fue.

Creencias sobre la amistad después de los 40

Creencias personales

Las creencias personales no solo pueden estar vinculadas con la interpretación que el protagonista tiene sobre la amistad. Por ejemplo, si una persona está convencida de que es casi imposible hacer grandes amigos después de los 40, su propia creencia le predispone de tal forma que alimenta la profecía autocumplida.

Estas creencias también pueden estar relacionadas con la interpretación sobre el otro. Por ejemplo, deducir que es una persona muy ocupada puede hacer que alguien llegue a la conclusión de que será difícil afianzar una amistad con esa persona.

Una de las creencias limitantes que pueden darse a esta edad es pensar que desde la perspectiva de tantos momentos vividos, es difícil descubrir un nuevo vínculo realmente sorprendente. Sin embargo, la amistad siempre sorprende porque se actualiza con la edad. Las frases de amor y amistad también tienen una madurez diferente en este tiempo.

Expectativas de amistad a los 40

Experiencias previas

El factor edad produce una perspectiva ante la vida puesto que a mayor edad, más experiencias previas tiene una persona que le sirven como referencia. Existen las referencias felices como muestra el ejemplo de la confianza alcanzada con los mejores amigos, pero también puede producirse la visión complementaria de posibles distanciamientos, decepciones y silencios.

Cuando una persona pone su atención principal a aquellas experiencias que se agrupan en este segundo ámbito, puede posicionarse ante el presente intentando no hacerse muchas ilusiones en cuanto a la posibilidad de hacer nuevas amistades en el presente. Los seres humanos podemos adoptar máscaras y corazas. Barreras que pueden distanciarnos de esa posibilidad de descubrir nuevos lazos que parten de la esperanza del ahora.

¿Es más difícil hacer amigos nuevos después de los 40? La respuesta no es universal sino personal. ¿Cuál es tu opinión al respecto? En cualquier caso, si tu contestación a este interrogante es afirmativa, intenta ir más allá de esa percepción para preguntarte qué puedes hacer tú, centrándote en aquellas decisiones que dependen de ti, para hacer amigos nuevos en esta etapa. Por ejemplo, las circunstancias actuales crean nuevas posibilidades para conocer amigos nuevos a cualquier edad incluso en la distancia.


Tags: , , , ,

Dejar un comentario