Ser amantes y tener una doble vida

Por el 31 agosto 2016 Amor

Tener una doble vida

Tener una doble vida no es más que una forma de cobardía por la que una persona se queda estancada en un punto de insatisfacción y en lugar de tomar decisiones para resolver aquello que no le gusta, busca un plan B que se convierte en un parche. Un plan B que permanece oculto ante los demás.

Es decir, cuando una persona establece una relación secreta con un amante, vive desde la hipocresía de proyectar una imagen artificial ante los demás. Pero además, este tipo de decisiones también puede dañar a otras personas del entorno ante el engaño. Las consecuencias de llevar una doble vida son muy negativas.

Una persona que está llevando una doble vida debería preguntarse sinceramente: ¿Qué estoy haciendo con mi tiempo y qué podría hacer en el futuro para sentirme mejor conmigo mismo y evolucionar? ¿En qué me compensa tener este estilo de vida y qué decisiones debo tomar para ser honesto conmigo mismo y con los demás? Cuando una persona lleva una doble vida acumula una gran tensión interior porque la ocultación de detalles sencillos de la vida supone mantener un alto nivel de energía para no ser delatado en un despiste.

Puede ocurrir que una persona esté enredada en este tipo de situación durante mucho tiempo por miedo. Si vives una situación de este tipo te hago una pregunta: ¿De qué tienes miedo exactamente? Lo que más debe asustarte en la vida es no ser feliz. Y es muy difícil serlo desde el autoengaño de una doble vida fruto de una relación paralela.

Razones para no tener una doble vida

Razones para no tener una doble vida

1. La vida tiene fecha de caducidad. Es una experiencia que tiene principio y final. Como seres humanos, la conciencia de nuestra propia finitud debe impulsarnos hacia la conquista de nuestra verdadera realización. No tengas una doble vida sino una única que sea de calidad y marque la dirección que realmente conecta con la brújula de tu corazón.

2. En muchos casos, las personas que tienen una doble vida, se culpan a sí mismas porque es difícil acallar la conciencia durante las veinticuatro horas del día. Y los remordimientos de conciencia afectan de forma directa a hábitos de salud tan básicos como el descanso. Es decir, estas preocupaciones pueden causar insomnio.

3. En algún momento, la mayoría de las personas que llevan una doble vida son descubiertas. O incluso aunque no lo sean, viven con el pánico de ser delatadas en algún momento. ¿Por qué sumar tanta ansiedad a la aventura de vivir cuando todo puede ser mucho más sencillo?

4. Porque te quieres lo suficientemente a ti mismo como para saber que te mereces un amor más profundo que dividir tu tiempo entre dos personas o andar buscando excusas para justificar las ausencias en fechas señaladas. La vida es lo suficientemente compleja como para complicarla todavía más con triángulos sentimentales de los que es muy fácil salir herido a nivel emocional. Por expectativas rotas. Y también, por jugar con las personas aunque sea de forma inconsciente.

Cómo tomar decisiones de amor

Cómo tomar decisiones de amor

El mundo del corazón es muy complejo. Uno de los libros que aborda el tema de la doble vida es la novela de Torcuato Luca de Tena titulado “La mujer de otro”. Un libro que fue Ganador Premio Planeta 1961 y en el que encontrarás frases bonitas de amor. La novela describe con mucho realismo la contradicción interior que sufre quien se enamora estando en pareja.

En cine, historias de amor tan bonitas como “Los puentes de Madison” muestran las contradicciones del corazón. Pero también muestran cómo, toda doble vida tiene su fin porque tarde o temprano, hay que tomar decisiones.

Quienes estén en una situación de contradicción, se sentirán mejor cuanto antes tomen esta decisión desde la humildad, la esperanza y el deseo de vivir una gran historia de amor.


Tags: , ,

Dejar un comentario