El amor requiere intimidad y no espectáculo

Por el 11 octubre 2010 Amor

El amor requiere intimidad y no espectáculo

En los últimos días, una parte del país se muestra conmocionada ante la ruptura de una de las parejas más mediáticas de la prensa del corazón. Belén Esteban se enteraba por televisión de que su marido Fran Álvarez le había sido infiel con Arantxa Contreras.

Desde entonces, y desde un punto de vista psicológico, no queda más que afirmar que en ciertos momentos el amor se convierte en espectáculo cuando los protagonistas de una historia cuentan detalles que sólo incumben a dos personas delante de la audiencia. La comunicación verdadera y la sinceridad no implica explicaciones a terceras personas sino de uno hacia otro.  Lejos de ser un hecho aislado, existen casos de personas anónimas que se percatan de la infidelidad de la pareja demasiado tarde cuando ya es consciente de dicha infidelidad todo un entorno. Del mismo modo, en una separación matrimonial, los familiares tienden a posicionarse del lado de una de las partes como si el amor fuese una batalla en la que uno de los dos gana.

La realidad es que en una ruptura los dos protagonistas de una historia de amor pierden y mucho puesto que todo adiós implica un fracaso ya que atrás queda un proyecto de vida que se viene abajo por responsabilidad mutua.

El amor requiere de intimidad, de diálogo y de respeto. Existen detalles que deben quedar en la confidencialidad incluso más allá de la ruptura puesto que cuando se ha querido a alguien de verdad tal vez, se le deja de amar pero no de respetar.

Pero además, la ira natural que surge de forma lógica como consecuencia del daño que produce una ruptura desciende con el paso del tiempo hasta que la ira se trasforma en tristeza, después en aceptación y finalmente, en la alegría de tener la oportunidad de afrontar de nuevo el presente con optimismo.

La grandeza de una persona se muestra no sólo en los momentos de felicidad y alegría sino también en los momentos de dificultad y de dolor puesto que en ese instante es más difícil controlar las emociones, hacer frente a la frustración y no dejarse manipular ni influir por terceras personas.

El caso de Belén Esteban ejemplifica de forma extrema el daño que puede hacer en muchas ocasiones un rumor en una pareja. El efecto del “qué dirán” es especialmente latente en los pueblos pequeños por eso la confianza en el otro es esencial.

Pero además, en ciertos momentos, el amor requiere de la intimidad con uno mismo cuando implica decisiones tan importantes como la de perdonar una infidelidad, analizar el amor hacia el otro o poner punto y final a una historia. En este sentido, a veces, debemos alejarnos del mundo para encontrarnos a nosotros mismos.

 Foto vía: Los cuatro mortales


Tags: , , , , , , ,

2 comentarios para “El amor requiere intimidad y no espectáculo”

  1. Cristi dice:

    Maite al ver esa noticia por T.V. ; lo qué hice fué cambiar de canal, es triste ver una relación de amor tan bonita romperse por la infidelidad: aunque por amor, cuando se ama de verdad se perdona pero el qué perdona no olvida y siempre habrá desconfianza.

    Pero los problemas de pareja se deben de resolver en la intimidad; buscar la ayuda de los demás, para ver quién tiene la culpa es el mas grande de los errores que se pueda cometer.

    Un abrazo.

  2. Maite dice:

    Hola Cristi me da mucha alegría verte por aquí 🙂 La verdad es que por mucho que uno quiera permanecer ajeno a esta noticia es prácticamente imposible.

    La verdad es que yo no creo que por amor deba de perdonarse todo. O tal vez, sí puedes perdonar pero eso no significa continuar con una historia. ¿No te parece?

    Un abrazo y mil gracias 🙂

Dejar un comentario