Dos grandes tesoros de la vida: el amor y la amistad

Por el 24 noviembre 2014 Amor

Dos grandes tesoros de la vida: el amor y la amistad

El amor y la amistad son dos tesoros de la vida que suman momentos de ilusión, confianza en uno mismo, felicidad, autoestima y vitalidad. En breve, se celebran las fiestas de Navidad, una época del año en la que las reuniones familiares y las celebraciones de amigos adquieren un protagonismo especial. Sin embargo, el amor y la amistad son dos sentimientos que tienen un valor atemporal que conviene cultivar a lo largo de todo el año:

1. En primer lugar, establece un orden de prioridades en tu vida para dedicar más tiempo a esos amigos con los que de verdad te apetece estar. El tiempo es un recurso limitado y es un gesto de inteligencia emocional emplearlo de acuerdo a los propios intereses. En la etapa de la adolescencia, se otorga un gran peso al valor del grupo y a la integración en el mismo. Sin embargo, conforme maduras, también ganas experiencia personal, confianza en ti mismo y vitalidad. Cultiva tu autoestima compartiendo tiempo con tus amigos, esos amigos de corazón.

2. Las relaciones fluyen mejor al compás de la libertad que produce el respeto hacia uno mismo y hacia el otro. Tú eres importante pero los demás también lo son. Por tanto, las relaciones que de verdad tienen futuro son aquellas que nacen en un contexto de igualdad.

3. Expresa tus sentimientos con naturalidad. Si hace tiempo que no ves a un amigo con el que tienes ganas de quedar para tomar un café o para ir al cine, entonces, puedes decirle que le echas de menos y tomar la iniciativa de proponer un plan concreto. Una buena comunicación es esencial para reforzar el valor de las relaciones personales.

4. Toma la iniciativa al proponer nuevos planes a tus amigos. Pero al mismo tiempo, pon en práctica la capacidad de adaptación y cuando tus amigos te propongan un plan, anímate a disfrutar. Por supuesto, siéntete libre de decir no siempre que quieras. Sin embargo, si con frecuencia rechazas los planes que te propone un amigo, puede ocurrir que en algún momento se canse de llamar.

5. En las relaciones personales es fundamental evitar el chantaje emocional o la manipulación como una forma de llamar la atención. La amistad es un aprendizaje constante porque la escuela más importante es la experiencia práctica, fruto del propio vivir. Valora a las personas por todo lo bueno que pueden ofrecerte.

6. Celebra los buenos momentos con los amigos. La alegría actúa como un imán sobre el estado emocional. Por tanto, comparte tus ilusiones con tus mejores amigos. Ahora que estamos en la recta final de año, puedes programar algunos planes que te gustaría compartir con tus amigos durante la Navidad.

7. Sé tú mismo. ¡Tienes mucho que aportar a los demás como una persona única e irrepetible!

Conocer amigos es un tesoro de la vida.

Foto – Diario Femenino


Tags: ,

Dejar un comentario