Cómo curar el rencor

Por el 14 julio 2014 Amor

Cómo curar el rencor

El rencor es un sentimiento que puede nacer con cierta intensidad en el contexto de las relaciones personales. Puede surgir el rencor ante una frustración sentimental, una decepción personal, la traición de un amigo, una ruptura de pareja… El rencor es un sentimiento humano, sin embargo, desgasta con su intensidad porque es un sentimiento que llena el alma de pensamiento negativo. ¿Cómo curar el rencor? Aprender a perdonar es el primer paso.

1. En primer lugar, existen personas que tienden a reprimir sentimientos que consideran negativos. El primer paso es huir de la calificación de los sentimientos clasificados como positivos o negativos cuando en realidad, son agradables o desagradables. Los fracasos sentimentales duelen más cuando te recreas en ellos.

2. Busca formas de canalizar el rencor, por ejemplo, puedes escribir un diario para expresar desde la libertad tus pensamientos y sentimientos más profundos, hacer deporte porque el ejercicio físico produce bienestar, dar largos paseos, escuchar música, realizar ejercicios de relajación… Es importante que busques una vía de escape para sacar fuera todo lo que llevas dentro.

3. Racionaliza los sentimientos porque es importante tener la cabeza fría para frenar el impulso del rencor. Para ello, pon tu punto de atención en un objetivo distinto del que ha producido el conflicto. Si te recreas en lo sucedido, el sentimiento aumenta. Por el contrario, cuando cambias el centro de tu atención también se modifica tu realidad.

4. Sé práctico: la vida es demasiado bonita como para perder tu precioso tiempo en un sentimiento tan poco constructivo como el rencor. Tras una ruptura de pareja, por ejemplo, tienes cosas mucho más importantes que hacer que seguir pendiente de tu ex. Ha llegado el momento de centrarte en ti y pasar página.

5. Aprende a tener una visión comprensiva de tu realidad pero también, de la de los demás. Juzgar las actuaciones de otra persona tiene el riesgo de no tener la información suficiente para comprender la razón de ser de una acción. Por tanto, piensa que una persona ha actuado lo mejor que ha podido de acuerdo a sus circunstancias. Su momento no es el tuyo, ni mejor ni peor, simplemente, es distinto.

6. Para curar el rencor, anímate a hacer las paces y dar el primer paso en la reconciliación con otra persona. ¿De qué sirve estar distanciado de alguien a quien valoras? Incluso en el caso de que te vayas a despedir para siempre de otra persona, hazlo desde la gratitud que surge de valorar los buenos momentos compartidos en común. El despido interior en una ruptura de pareja surge desde el amor entendido como aceptación.

Foto – Cuido de Mí


Tags:

Dejar un comentario