Cómo afecta el síndrome de Burnout a la pareja

Por el 9 octubre 2015 Relaciones de pareja

Cómo afecta el síndrome de Burnout a la pareja

El síndrome de Burnout, también conocido como síndrome del trabajador quemado muestra la falta de motivación interna que experimenta aquel profesional que siente apatía ante el peso de la rutina en la oficina. Este grado de insatisfacción profesional que muestra la contradicción de tener que cumplir con una obligación autoimpuesta también afecta a la relación de pareja al igual que el estrés.

Por ejemplo, la tristeza del domingo por la tarde es más intensa ante el horizonte poco prometedor de una nueva semana que se presenta como una especie de cuesta interminable. Las personas que sufren el síndrome del trabajador quemado tienden a poner la felicidad a la espera de que llegue el fin de semana. La dificultad emocional es doble cuando a la insatisfacción profesional se suma también la frustración del desgaste progresivo de la relación. ¿Qué hábitos son positivos para prevenir el síndrome de Burnout y evitar que esta infelicidad profesional también afecte al amor?

1. Conviene tener espacios diferenciados de trabajo y vida personal. Esto que parece tan sencillo a simple vista no lo es tanto si tenemos en cuenta que muchos profesionales están pendientes de consultar el correo electrónico o el teléfono móvil durante su fin de semana. Puedes concretar un horario en el que atender estas gestiones. De hecho, también puedes informar a tus contactos sobre cuál es tu horario habitual.

2. Los cursos de formación son muy importantes para actualizar el currículum, renovar los conocimientos, y también, conocer gente nueva. El entorno de la formación es constructivo porque los trabajadores no experimentan en este ámbito la presión y la rivalidad que con frecuencia viven durante el horario de oficina. Algunos centros de formación para trabajadores también ofrecen el curso «Cómo prevenir el síndrome del trabajador quemado» dada la frecuencia con la que se produce esta apatía.

3. Encontrar momentos para estar a solas con la pareja de lunes a viernes, convirtiendo los planes más sencillos en especiales, es un buen hábito para prevenir la insatisfacción del trabajador quemado. Por ejemplo, acudir por sorpresa a la salida del trabajo para esperar a la pareja y volver caminando juntos a casa es un hábito de inteligencia emocional.

4. Atiende los síntomas de la tristeza a tiempo puesto que el malestar profesional aumenta cuando ignoramos la realidad.


Tags: ,

Dejar un comentario