Los piropos: conoce cómo nacieron estas frases de amor

Por el 20 junio 2010 Amor

La historia de los piropos, como no podía ser de otra manera, tiene tintos románticos, y bien merece la pena que la conozcamos.

Parece ser que la palabra piropo, proviene del griego pyropus, que significa “rojo fuego”, y los romanos llamaban con este nombre a los rubíes que era la piedra que simbolizaba el corazón, la cual los enamorados le ofrecían a sus amadas para conquistarlas. Pero aquellos menos afortunados que no tenían dinero para regalarle esta piedra preciosa a sus cortejadas, en su lugar, le obsequiaban dulces frases para ganarles el corazón, y es a partir de allí, que se las comenzaron a utilizar popularmente como una forma de poesía o frases de amor, y como una alabanza hacia las mujeres.

A través del tiempo, estas frases románticas y picarescas, fueron perfeccionándose, y se comenzaron a utilizar como un medio para ligar.

Por lo general el piropo es algo improvisado, que surge en el momento y algunos suelen ser bastante ocurrentes y graciosos.

Ante el piropo, las mujeres solemos tener diferentes reacciones, según sea también el tenor del mismo. Si el piropo es tierno e inocente, nos puede llevar a la risa y resultarnos simpático, por el contrario si el piropo es ofensivo o grosero, lo más probable es que nos sintamos ofendidas y hasta puede que lancemos una catarata de insultos, a quien nos ha dedicado el piropo.

Graciosos, ocurrentes, originales, simpáticos, con doble sentido o picantes, lo cierto es que los piropos existen desde que el hombre es hombre. Pero no sólo son los hombres quienes piropean a las mujeres, dado que con la liberación femenina, ellos también reciben piropos por parte de las féminas.

No puedo terminar este artículo, sin hacer mención a algunos piropos “célebres”; y éstos son los que me han parecido más tiernos y simpáticos:

“El día en que tú naciste, el sol se puso celoso… Pues había un nuevo solecito mucho más luminoso”.

“Si no te das el gusto de conocerme, no vas a poder darte el lujo de olvidarme”.

“Tal vez para el mundo sólo seas una persona, pero para mi tu eres el mundo”.

“Antes de tocar tus labios, quiero tocar tu corazón y antes de conquistar tu cuerpo, quiero conquistar tu amor”.

Aunque hoy por hoy, parecen haber caído en desuso, los piropos románticos y bien intencionados, pueden servirte para seducir a tu chico/a, o aunque más no sea, te ayudarán a romper el hielo inicial y sacarle una sonrisa. ¡Anímate a usarlos sobre todo ahora que se acerca el verano y tienes mayores chances de encontrar pareja!

¿Quieres compartir con nosotros algún piropo que te haya parecido divertido o romántico?

Imagen de Vizzzual tomada de Flickr


Tags: , , , , , , ,

4 comentarios para “Los piropos: conoce cómo nacieron estas frases de amor”

  1. Tamara dice:

    A mí en lo personal, los piropos que me encantaría que me dijeran son:

    A pesar de que eres una persona con defectos, como cualquier ser humano. Tus virtudes, hacen que seas una persona maravillosa.

    A pesar de lo atrayente que es tu belleza exterior. La que realmente me hizo conocer el amor, es tu belleza interior.

    Ahora si fuese yo la que tuviese que decir un piropo…

    Ojalá pudiera capturar, todas tus pesadillas. Para así poder transmutarlas, en puras maravillas.

    En estos momentos, quisiera dedicarte un montón de baladas. Y con ellas hacerte sentir, que estamos dentro, de un cuento de hadas.

  2. Beverly Smith dice:

    La idea de usar piropos para conquistar, es una bastantemente antigua. Pero, verdaderamente funciona. ¿A quién no le gusta recibir piropos? Si quieren leer más frases simpáticas visita la página Frases Románticas . Tiene una selección específica para conquistar, y mogollón de otros temas.

  3. Ser Feliz Frases dice:

    Haye esta pagina hасe 4 diаs y aqui estoу ԁe nuevo.
    Μuy buena

  4. Maite dice:

    Nos alegra mucho que te guste. Te invitamos a participar en el blog y en Mobifriends donde puedes conocer amigos nuevos y pasar un buen rato.
    Espero que disfrutes de la experiencia.
    Gracias por tu presencia.

Dejar un comentario