Las rupturas de los amores de verano

Por el 24 agosto 2011 Amistad

Las rupturas de los amores de verano

El verano es una época especial ya que la verdad es que la luz del día invita mucho a disfrutar al máximo del sol, de los planes al aire libre… De este modo, de forma contradictoria seguro que habrás notado en más de una ocasión que a veces, tienes la sensación de que el tiempo te cunde más en el invierno que en el verano, es lógico.

Para empezar, en vacaciones muchas personas prefieren dormir durante más tiempo. Después, también es habitual que la vida social sea más intensa en estas fechas hasta el punto de que tal vez todos los días tienes algún plan (algo que no sucede en el invierno).  Pues bien, a pesar de todas estas obligaciones, seguro que muchas personas han conocido estas vacaciones un amor de verano.

Un amor estival que tal vez quede en eso, es decir, en una atracción veraniega que no irá a más. O al contrario, puede que este solo sea el inicio de una historia de amor sin límites en el tiempo. En general, los amores de verano tienen un impedimento, y es que cuando las dos personas vuelven a sus respectivos lugares de origen tienen que hacer frente a la distancia de muchos kilómetros.

Pero también, la vuelta a la rutina puede producir un efecto más negativo de lo que parece a simple vista ya que cuando vuelves a tu día a día puede que descubras que no te acuerdas nada de la otra persona y que no le echas de menos. Ese es un síntoma claro de que la relación debe morir.

Sin embargo, también puede suceder que ese amor de verano culmine de una forma positiva en una relación estable. Algo que sucede también en muchas ocasiones, sencillamente, porque el corazón no entiende de fechas en el calendario sino de sentimientos. Por ello, olvídate de que el verano se acaba y apuesta por tu historia si de verdad crees en ella.

De hecho, también existen muchos amores de verano que surgen en las discotecas entre personas que viven en una misma ciudad. En ese caso, está claro que no hay ningún inconveniente a la hora de mantener el contacto con la otra persona.

El verano poco a poco, está llegando a su fin. Todavía quedan unas semanas de tregua pero es momento de hacer balance de cómo han sido estos meses para empezar el mes de septiembre con nuevos propósitos y con un horizonte claro: ser feliz, hacer nuevos amigos, tener nuevos proyectos profesionales, disfrutar de todas las novedades de la vida… ¿Crees que los amores de verano tienen fecha de caducidad?

Imagen:  Mi media manzana


Tags: , , , ,

Dejar un comentario