Las comedias románticas ofrecen una visión distorsionada sobre el amor

Por el 9 junio 2010 Amor

Esta semana, TVE 1 volvió a emitir una película romántica por excelencia: Pretty Woman. Una historia en la que un hombre de negocios se enamora de una prostituta. Un peculiar cuento que muestra el anhelo que todo ser humano tiene de encontrar su verdadera historia. En una escena de la película, Eduard (Richard Gere) le pregunta a Viviam (Julia Roberts): ¿Qué es lo que quieres? Entonces ella responde: “Quiero el cuento de hadas“.

 Tal vez, todos en algún momento de nuestra vida, especialmente, en la adolescencia hemos realizado esta afirmación cargada de espearanza y optimismo ante el amor. Sin embargo, más allá de la idealidad, el sentimiento tiene un carácter real. En la mente no existen imposibles ni límites. La rutina del día a día, por el contrario, los tiene en forma de tristeza, cambios de estado de ánimo bruscos, miedo, inseguridad, celos, dudas, incomunicación…Las comedias románticas ofrecen una visión distorsionada del amor, envuelta en una perfección absoluta, sin embargo, más allá de su idealidad tienen un gran éxito en taquilla tal vez porque invitan a soñar a un ser humano que se ha vuelto escéptico como consecuencia de las decepciones o la situación social. Una situación social en la que destaca, especialmente, la inestabilidad en torno al mundo afectivo como muestra el  aumento del número de parejas que se divorcian cada año.

El amor está en el aire, especialmente, en primavera. El cine toma el amor como fuente de inspiración en multitud de historias. Una de las mejores experiencias que puede vivir una persona es enamorarse y ser correspondida. Existen muchas formas diferentes de escribir una historia de amor: la redacción de ese relato depende únicamente del modo de querer y de los actos de sus protagonistas.  En cualquier caso, más allá del mensaje que muestran las películas, creo que es importante tener presente que a veces hay que luchar para enamorar a la otra persona. Tener paciencia y esperar. Cuando una espera merece la pena no importa el tiempo. Sólo el objetivo que está basado en el sentimiento y en el respeto hacia el otro y hacia uno mismo.  

 El final dulce de una historia de película descrita en la gran pantalla no es más que el comienzo de un amor en la vida real. Un comienzo que implica la unión de dos voluntades que establecen una promesa vital basada en el cariño, la compañía y la ayuda mutua. El amor cuando es real transforma al ser humano como bien expresaba el gran poeta Pedro Salinas en los siguientes versos del poema La Voz a ti debida: “Perdónamente el dolor, alguna vez. Es que quiero sacar de ti tu mejor tú”.   

Por tanto, el amor transforma a la persona porque querer al otro implica generosidad. Una generosidad que es incompatible con el egoísmo constante. Pretty Woman es un ejemplo de historia de cine que no caduca en el corazón de aquellos afortunados que todavía creen en el amor.

Y tú… ¿Qué opinas? ¿Te animas a participar en Mobifriends.com para encontrar a tu media naranja?


Tags: , , , , , , , ,

4 comentarios para “Las comedias románticas ofrecen una visión distorsionada sobre el amor”

  1. Daniel dice:

    y que lo digan, caramba. A mi como todo el mundo me gustan las relaciones, digamos, sexuales, o únicamente sexuales. Pero uno a veces tiene ganas de sentimientos con una chica, de tener ese “cuento de hadas”, y eso o es dificil o es un imposible, al menos segun mi experiencia, aunque seguro que puede haber otro tipo de experiencias positivas o mas positivas en este sentido. saludos, interesante nota. dani.

  2. Maite dice:

    Hola Daniel muchas gracias por tu comentario. Espero que sigas participando en Mobifriends. Mucha suerte.

  3. Felipe Arcano dice:

    Hablo de este tema en la última entrada a mi blog, me gustaría invitarlos a visitarla http://quelespasa.com/2011/10/25/las-comedias-romanticas/

  4. Maite dice:

    Hola Felipe, gracias por tu invitación y por participar en Mobifriends.
    Hasta pronto.

Dejar un comentario