La paciencia, un acto de amor

Por el 12 noviembre 2014 Amor

La paciencia, un acto de amor

La paciencia es una de las virtudes más importantes del amor, una paciencia que en sí misma puede parecer poco romántica, sin embargo, el amor verdadero va más allá del puro sentimentalismo. La paciencia implica aprender a esperar con confianza. Resulta curioso que nos gusta que los demás tengan paciencia con nosotros, sin embargo, puede que nos sintamos más incómodos al ser pacientes nosotros mismos.

La paciencia es un aprendizaje que se adquiere principalmente, a través de la experiencia vital porque la adolescencia y la juventud se caracteriza precisamente, por ese ímpetu propio de quien lo quiere todo pronto. La madurez, y la propia vida, nos muestran que las cosas no siempre ocurren cuando nosotros queremos, la realidad no siempre es tal y como nos gustaría, y sin embargo, eso no significa que la realidad sea imperfecta.

Desde un punto de vista metafórico, la paciencia implica acompasar el reloj del corazón con el ritmo propio de la realidad para caminar al paso de los acontecimientos externos. La paciencia es un acto de amor y respeto hacia el otro. Es un sentimiento que surge cuando aprendemos a observar algo más profundo en una realidad que tal vez, no encaja en las expectativas personales. En Mobifriends te damos las claves para ser más paciente:

1. En primer lugar, identifica cuáles son los puntos principales de conflicto. ¿Cuál es el motivo por el que reaccionas de ese modo? La ley del espejo hace que a veces, lo que vemos en el otro, nos recuerde a algo que vemos en nosotros mismos y que no nos gusta.

2. Es esencial relativizar y poner las cosas en su contexto. Es normal que te resulten incómodos algunos de los defectos de tu pareja. Sin embargo, de ahí a que esos detalles te arruinen el día va un abismo. Es muy esencial poner las cosas en su contexto, desdramatizar ciertas situaciones, porque el verdadero sufrimiento surge a partir de las interpretaciones negativas que una persona hace de la realidad.

3. Es estimulante que te marques metas a largo plazo y elabores un plan de acción para alcanzar estos objetivos. De este modo, también entrenas el arte de la paciencica en otras áreas de tu vida. Sin embargo, es positivo buscar el equilibrio entre metas a largo plazo y metas a corto plazo.

4. Cuando te agobies por una situación en concreto, no focalices tu atención solo en ese punto. Para ello, puedes realizar el ejercicio de elaborar una lista con las virtudes de tu pareja. O también, puedes recordar los momentos en los que tu pareja ha estado a tu lado.

5. Piensa en cómo corregir tus defectos. Potencia tu crecimiento personal.

Existen muchos momentos en los que hace falta una buena dosis de paciencia, por ejemplo, ante la incertidumbre de un amor a distancia, las dificultades de la conciliación laboral, una discusión, en la convivencia intensa de las vacaciones de Navidad. También es necesaria la paciencia al buscar pareja. ¡Mucha suerte y mucha paciencia, siempre!

Foto – Ella Hoy


Tags: , ,

Dejar un comentario