Cuál es el valor de la verdadera generosidad en Navidad

Por el 24 diciembre 2014 Amor

Cuál es el valor de la verdadera generosidad en Navidad

Uno de los valores más importantes de la Navidad es la generosidad. Sin embargo, con frecuencia tenemos un concepto equivocado de lo que implica ser generoso y darte a los demás. La verdadera generosidad es aquella que se manifiesta a través de una acción que supone un esfuerzo personal importante para quien la realiza. Por ejemplo, una persona que de forma frecuente es impuntual en los planes sociales, puede ser generosa al realizar el esfuerzo extra de llegar a ese plan con cinco minutos de adelanto. El valor del esfuerzo se muestra en tener la capacidad de hacer un sacrificio personal para ir en contra de nuestro propio límite.

Del mismo modo, una persona que en su comunicación interpersonal con los demás tiende a utilizar el contacto del correo electrónico o el whatsapp porque le roba menos tiempo que el teléfono, puede tener la atención de hacer una llamada de teléfono a sus familiares más cercanos para felicitar las fiestas de Navidad y charlar de forma distendida. Claro que toda acción que va más allá de uno mismo tiene un valor positivo, sin embargo, son más valiosas todavía esas acciones que por su dificultad nos suponen un reto para ir en contra de nuestro propio límite.

¿Cómo poner en práctica la verdadera generosidad durante estas fiestas de Navidad? En mobifriends te damos las claves:

1. Puedes tener en cuenta el tipo de reproches que de forma habitual te hacen aquellas personas de tu entorno más cercano. Cuando un reproche es realizado durante varias ocasiones y por distintas personas, entonces, conviene analizar qué hay de verdad en esa reclamación para poder establecer modificaciones.

2. Identifica cuáles son tus fortalezas personales pero también, cuáles son tus debilidades. De este modo, al identificar cuáles son tus áreas de mejora puedes elaborar un plan de acción para superarte a ti mismo.

3. Además, también podemos tener más dificultades para practicar la generosidad con una persona en concreto. En ese caso, puedes marcarte el objetivo de dedicar más atención en tus conversaciones navideñas a aquellos familiares con los que compartes menos tiempo de forma habitual. Al dedicar tu atención a una persona con la que no tienes tanta conexión emocional también estás practicando la generosidad del respeto y la empatía.

Existen motivos para amar la Navidad, uno de ellos, tener la capacidad de entrenar la generosidad y recordar que cada ser humano es único e irrepetible. ¡Feliz Nochebuena!

Foto – 1001 Consejos


Tags: ,

Dejar un comentario