Cómo mejorar la convivencia con los compañeros de piso

Por el 3 junio 2015 Amistad

Cómo mejorar la convivencia con los compañeros de piso

Durante la etapa universitaria es habitual que los jóvenes se independicen compartiendo piso con otros compañeros que están realizando sus estudios universitarios. Las personas también pueden compartir piso por otras circunstancias. La experiencia de compartir piso aporta aprendizajes valiosos: ¿Cómo mejorar la convivencia con los compañeros de piso?

1. Existen zonas comunes en la casa y espacios privados e íntimos. Es muy importante que cada uno tenga respeto hacia la intimidad del otro. Por ejemplo, es un gesto de respeto no entrar en la habitación del compañero de piso sin su permiso.

De acuerdo a este respeto también es muy importante buscar la colaboración en las estancias comunes para mantener el orden y la limpieza. El desorden es una de las principales causas de discusiones entre los compañeros de piso.

2. Para evitar que la realización de las tareas de la casa se convierta en motivo de discusión entre los compañeros de piso es muy importante realizar un cronograma de tareas de frecuencia semanal para que cada uno tenga claro cuáles son sus rutinas domésticas de la semana.

Es importante que cada uno sea responsable en el cumplimiento de estas tareas pero también es un signo de inteligencia emocional ser flexible para comprender que puede existir un motivo justificado por el que el compañero no ha hecho una tarea. En caso de no haber podido realizar hoy una tarea doméstica, habrá que hacerla al día siguiente.

3. La convivencia mejora cuando los compañeros de piso establecen unas normas comunes de convivencia para mantener el orden en el hogar. Unos códigos personales que ayudan a establecer puntos de encuentro. Una de las normas que es posible concretar es si los compañeros pueden invitar a otros amigos y amigas a casa y, si en caso de hacerlo, deben avisar antes a los demás.

Por ejemplo, en caso de querer organizar una fiesta de cumpleaños en casa, es un signo de respeto hacia los compañeros avisarles de la idea para poder acordar un día que venga bien a todos. Compartir piso implica colaborar, negociar y ceder. Los compañeros de piso no tienen por qué ser amigos.

4. Es adecuado tener expectativas realistas sobre qué implica compartir piso con otros compañeros. Las personas tienen cambios de humor y días menos bonitos. Por ello, conviene relativizar estas situaciones menos amables de la convivencia para potenciar las virtudes.

5. Disfruta de tu propia vida de forma independiente respecto a tus compañeros de piso. Eleva tu autoestima para disfrutar de la libertad en las relaciones sin dependencia en los vínculos.


Tags: ,

Dejar un comentario