Cómo aliviar el agotamiento psicológico

Por el 3 febrero 2016 Sin categoria

Cómo aliviar el agotamiento psicológico

Las preocupaciones diarias, las dificultades de pareja, los problemas de comunicación, la conciliación laboral y el exceso de trabajo acompañado de los pocos momentos de tiempo libre pueden desencadenar un cansancio psicológico que produce un bajón de ánimo. La influencia cuerpo y mente es constante. Este cansancio psicológico produce apatía, dificultades de concentración, menos receptividad hacia los planes sociales con amigos, pensamiento negativo, mal humor, menor vitalidad…

¿Cómo aliviar el agotamiento psicológico?

1. Muchas personas no descansan durante su tiempo libre porque están pendientes de las novedades del correo electrónico y el teléfono móvil. Desconectar del trabajo también implica marcar distancia respecto de las tecnologías. Tú decides en qué momento tienes que estar disponible pero en qué instantes no quieres estarlo.

2. Una de las mejores medidas para evitar el estrés que producen los atascos de tráfico es realizar los desplazamientos andando o utilizar el transporte público y aprovechar los tiempos en metro o autobús para revisar la agenda, leer el periódico, observar las vistas desde la ventana, responder los mensajes de whatsapp…

3. Es conveniente que te acuestes y te levantes a la misma hora todos los días. Este hábito mejora la calidad del sueño. La falta de descanso repercute en el rendimiento profesional en la oficina, y por tanto, aumenta la lentitud en la gestión de las tareas.

4. Mantener un adecuado control de la respiración y realizar ejercicios de relajación es un tip básico de bienestar. Muchas personas asisten a clases de yoga. Uno de los beneficios de esta disciplina es la toma de conciencia de uno mismo en la búsqueda del silencio.

5. Aprovecha las horas de luz natural para realizar tareas que requieren de un esfuerzo visual, por ejemplo, leer o estudiar. En aquellas épocas del año en las que los días son más cortos también es muy recomendable aprovechar las horas de luz para salir a pasear, hacer deporte, hacer los recados en el barrio y disfrutar del día en toda su intensidad.

6. La televisión es una forma de entretenimiento muy divertida cuando se dosifica pero no es una ocupación constante. Potencia el hábito de la lectura. Existe un amplio universo de temas que pueden interesarte: novela histórica, novelas románticas, libros de autoayuda, antologías poéticas, biografías de personajes célebres, obras de filosofía, libros de aventuras…

7. Organiza una excursión a un destino próximo a tu ciudad. Incluso, puedes programar una visita cultural a un museo. La cultura es un alimento de la mente que nutre el ánimo con la belleza como expresión artística.

Cuídate para sentirte bien

No importa lo ocupado que estés, siempre tienes que encontrar tiempo para ti mismo y para cuidarte. Porque cuando tú estás bien, tu vida profesional y personal también mejora. Por el contrario, desde la perspectiva negativa, todo se tiñe de color gris.


Tags: ,

Dejar un comentario