Aprender de los errores para ser un buen amigo

Por el 26 julio 2014 Amor

Aprender de los errores para ser un buen amigo

Mientras que el amor de pareja es un sentimiento que las personas empiezan a experimentar en etapas más tardías de su vida, la amistad es un aprendizaje que los niños adquieren desde sus primeros años. Desde la perspectiva adulta, es normal echar la vista al pasado con la sensación de tener errores importantes cometidos en el plano de la amistad. Ser honesto con uno mismo es positivo para poder mirarte con objetividad desde el amor y el respeto que te permite seguir creciendo como persona a partir de las lecciones aprendidas del ayer. ¿Cömo aprender de los errores para ser un buen amigo?

1. En primer lugar, identifica ese fallo: ¿Qué ocurrió exactamente? ¿Qué fue lo que te llevó a actuar de ese modo? ¿Qué pensamiento estaba detrás de esa actitud? ¿Cómo te sentiste en ese momento? Todas estas preguntas te ayudarán a profundizar en tus recuerdos para culminar con el interrogante definitivo: ¿Cómo te hubiese gustado actuar en lugar de ese modo? Para finalizar, dado que nadie puede modificar su pasado, es importante que realices el ejercicio de coaching de extraer tres lecciones a partir de ese error. Un buen amigo es un tesoro pero incluso las mejores personas se equivocan.

2. Ser exigente con uno mismo es positivo siempre y cuando ese sentimiento no se torna perfeccionismo. Para el perfeccionista nadie está a la altura de las circunstancias porque tiene tantas normas bajo la etiqueta del “debería” que vive con una sensación de insatisfacción permanente.

3. Para pasar página después de un error cometido en el ámbito de la amistad tienes que perdonarte a ti mismo. Es decir, tienes que hacer las paces contigo. En ese caso, existe un ejercicio de coaching que puede servirte de ayuda para sanar las heridas del ayer: ¿Qué le diría tu yo actual a tu yo de ese momento? Puedes escribir una carta con cariño hacia ti mismo recordando que hoy eres más sabio que entonces porque tienes más experiencia.

4. Si te apetece retomar el contacto con esa persona de la que te has distanciado, entonces, no te quedes con la espinita clavada en el corazón. Anímate a dar el paso de acercarte nuevamente a esa persona. Existen fechas que son especialmente propicias para los reencuentros personales, por ejemplo, la Navidad, las fechas de cumpleaños… Sin embargo, cualquier día del año es propicio para ello siempre que hay interés.

La amistad es un aprendizaje. ¿Quieres conocer amigos en Mobifriends? Hoy puede ser mejor amigo que ayer gracias a tu experiencia.

Foto – Bienestar Salud


Tags:

Dejar un comentario