6 discusiones típicas de las relaciones de pareja

Por el 15 abril 2018 Amor

Discutir en pareja

Existen discusiones que se repiten en las relaciones, con mayor o menor frecuencia. Muchas de esas discusiones son poco significativas en relación con su objeto. ¿Cuáles son esas situaciones frecuentes en distintas historias de amor? En mobifriends enumeramos seis situaciones posibles a continuación. ¿Con cuál te sientes identificado?

Lugar de las próximas vacaciones

Cuando dos personas tienen expectativas muy diferentes respecto de cuál desean que sea el lugar de su próximo viaje durante el descanso vacacional, surgen las ideas contrapuestas que parecen romper las expectativas del otro. Por ejemplo, cuando uno de los dos desea hacer un viaje lejos de casa mientras que el otro prefiere quedarse en el entorno próximo.

Puede incluso ocurrir que uno de los dos adore viajar mientras que para el otro no existe mejor idea que la de estar en casa durante las vacaciones. ¿Viajar a la playa o a la montaña? Este es otro de los dilemas típicos.

Desear que la otra persona cambie

Más que desear, existe una motivación interna por lograr este propósito. Surgen discusiones en la que uno de los dos o ambos se envían mensajes que están dirigidos en esta dirección. En lugar de aceptar a la otra persona de manera incondicional, se desea su cambio.

Entonces, la discusión se produce porque uno plantea de forma poco asertiva su petición y el otro se siente juzgado y poco comprendido. Este tipo de situación se produce porque las parejas llevan la conversación al plano personal en lugar de centrar la atención sobre los hechos externos en sí mismos.

Incomunicación afectiva

Trabajo

Conciliar vida profesional y personal no es tarea fácil dependiendo de los horarios laborales. Además, algunas personas hacen de su trabajo un centro existencial de sus vidas pudiendo dejar en un segundo plano todo aquello que no sean asuntos por resolver en la oficina. En este caso, la discusión habitual es la que tiene como objeto el tiempo. Es decir, uno de los dos le expresa a otro su desencanto porque no le dedica tiempo.

Por tanto, la dedicación absoluta al trabajo produce un efecto secundario en el amor: soledad y ausencias en celebraciones y fechas señaladas.

Aburrimiento

Las discusiones también pueden estar motivadas por esta circunstancia. Es el aburrimiento que se produce cuando llega el fin de semana y la falta de sorpresa y aliciente de novedad se repite en las tardes de domingo.

En ese caso, las discusiones pueden darse cuando uno de los dos propone posibles ideas de planes con amigos o en pareja, mientras que el otro encuentra excusas para evadirse de cualquier plan propuesto porque prefiere quedarse en casa viendo la televisión.

El aburrimiento en su dosis justa es un aliciente, sin embargo, cuando se convierte en norma puede llegar a adormecer el amor.

Desorden en el salón o la cocina

Dos de las estancias más importantes de la casa, protagonistas de la vida familiar, también pueden ser motivo de debate cuando desde el punto de vista visual, el desorden y el caos hacen acto de presencia como consecuencia de la no realización de las tareas de la casa localizadas en esta zona.

Las tareas de la casa producen muchas insatisfacciones cuando, por ejemplo, uno de los dos siente que tiene que asumir la responsabilidad que el otro evade y termina saturado por las ocupaciones diarias. Las discusiones motivadas por esta cuestión tienen un carácter objetivo porque muestran el egoísmo de aquel que no piensa en el bien común a través de la colaboración, sino en el individualismo de priorizar su propio apetecer.

Abrazo de reconciliación

Errores de comunicación

Así ocurre, por ejemplo, cuando aquello que uno quiso decir no es aquello que entendió el otro. Sin embargo, la pareja discute por un enredo de palabras sin pararse a comprender que este error de entendimiento puede darse por causas tan frecuentes como la falta de escucha activa o, incluso, el propio cansancio que influye en la atención mental.

Los errores de comunicación también pueden tener consecuencias negativas. Por ejemplo, cuando das una información importante a tu pareja para que se ocupe de una gestión y se olvida por completo de ese asunto.

¿Cuáles son las discusiones frecuentes que se repiten en tu relación de pareja? Intenta reflexionar al respecto para poder concretar con mayor autoconocimiento cuál es el motivo de frustración e insatisfacción habitual porque cuando haces un diagnóstico de la situación tienes una mejor actitud para influir de manera positiva y constructiva en esas circunstancias repetidas.

Una de las frases de amor más bonitas sobre el perdón es esta de Mahatma Gandhi: “Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar”.

¿Qué te sugiere este mensaje desde el punto de vista afectivo? ¿Qué idea evoca en tu corazón y en tu mente al escucharlo? ¡Muchas gracias por participar en mobifriends con tus comentarios!


Tags: ,

Dejar un comentario