Posts Archivados en ‘codependencia’

Codependencia en la pareja

Autor Jorgelina 8 marzo 2011

amor

La codependencia es una característica que se ve con frecuencia en muchas personas y en las relaciones de pareja.

Las personas que establecen vínculos en donde la codependencia se encuentra presente, no consiguen nunca estar satisfechas o completamente felices. No están a gusto ni estando en pareja ni estando solas.

La codependencia es un tipo de adicción, una adicción al amor y se caracteriza por establecer una relación patológica con la otra persona. Es una situación que se va dando progresivamente, generando en muchos casos, alteraciones en el plano físico, emocional y social.

Hay personas que siempre tienden a enamorarse de otras que necesitan ayuda, para de esta manera sentirse útiles y queridas. No es raro para ellas, enamorarse de personas enfermas, con adiciones o que padecen algún otro tipo de problemas.

Una persona codependiente, puede llegar a soportar situaciones extremas por parte de su pareja, tales como malos tratos, violencia, humillaciones, con tal de no enfrentar una separación o por miedo de ser abandonada. La persona codependiente puede ser amorosa en extremo o por el contrario desapegada.

Buscan controlar la vida de los demás, para evitar hacerse cargo de los problemas propios, generalmente son personas sobreprotectoras que llegan a perder su propia identidad.

Se puede salir de la codependencia, siempre y cuando uno sea conciente de que existe un problema y una relación enfermiza, y en muchos casos es necesaria la ayuda de un profesional de la salud para afrontar este cambio.

El codependiente rara vez se da cuenta por sí mismo de su problema, es por ello que el entorno juega un rol fundamental en su recuperación.

Salir de la codependencia supone vivir la propia vida, solucionar tus propios problemas y aprende a convivir con ellos.

Para esto es necesario el desapego, dejar al otro ser como es, darle la libertad de acción y la libertad en la toma de decisiones, sin que esto suponga un abandono, una falta de responsabilidad o compromiso.

Dejar de ser codependiente supone ser responsable de las propias elecciones, identificando los deseos y necesidades propias, encontrando el camino para satisfacerlas.

Abandonar la codependencia implica disfrutar de la vida y del amor, ¡algo que todos nos merecemos!

Imagen de Pink Sherbet  tomada de Flickr

Tags: , , , ,

Amores patológicos

Autor Jorgelina 7 septiembre 2010

amor patologico

Hoy hablaremos de los amores patológicos. Hay “amores que matan”, como lo dice la popular frase, y no siempre el amor es sinónimo de salud, felicidad y armonía, aunque en realidad debería aclarar que el amor patológico, no es amor verdadero.

Los amores patológicos o enfermizos, son aquellos que provocan daño, rechazo y que son capaces verdaderamente de enfermar, tanto a quien lo experimenta, como a quien es objeto de ese amor tóxico.

Los amores patológicos, tienen lugar en aquellas personas con desequilibrios mentales, o en personas inmaduras, inseguras o que tienen autoestima baja, aunque en un principio de la relación, no podamos reconocer en ellas los signos de un amor enfermizo.

Los tipos de amores patológicos más frecuente, son la co-dependencia y la celotipia. Mientras que la primera, es un exceso de dependencia excesiva física y emocional de la otra persona, con tintes obsesivos, posesivos y destructivos, la celotipia, se caracteriza por experimentar celos irracionales y por suponer supuestas infidelidades por parte de la pareja, cuando esto no tiene ningún asidero posible.

La violencia en la pareja, también puede ser considerada un tipo de amor patológico, y ya hemos visto que esto desgraciadamente, es una situación muy frecuente.

Todo amor, debe ser capaz de proveer paz, felicidad, seguridad, contención, equilibrio, aún en los momentos más críticos de una relación. Cuando lo que creemos que es amor provoca tristeza, depresión, frustración, angustia, enojo, amargura, infelicidad, entonces seguramente estamos en presencia de un amor patológico.

Los amores patológicos pueden provocar enfermedad, hasta situaciones más graves como homicidio y suicidio. Por ello es importante poder identificar cuando un amor es verdadero y cuando estamos en presencia de uno enfermo, para evitar de esta manera situaciones que luego tengamos que lamentar.

Alejarnos a tiempo de aquellas personas que no nos hacen bien y que son capaces de herirnos en nombre de un falso “amor”, es la clave para huir a tiempo de una relación dañina y perturbadora.

Nadie dice que en el amor todo sea color rosa, todas las relaciones pasan por sus altibajos, por crisis de pareja, por situaciones conflictivas y confusas, pero de ningún modo estas relaciones deben ser capaces de lastimarnos, de humillarnos o de hostigarnos, de lo contrario, tendríamos que plantearnos la posibilidad de que estamos en presencia de un amor patológico, que no nos conducirá a nada positivo.

¿Has vivido alguna vez un amor de este tipo?

Imagen de Ana _Cotta tomada de Flickr

Tags: , , , , , ,