El verano: tiempo de bodas

Por el 17 agosto 2010 Amor

Sin duda, a pesar de que los expertos esperan un elevado índice de divorcios para el mes de septiembre como consecuencia de la convivencia estival de aquellas parejas que ya no están acostumbradas a pasar mucho tiempo de convivencia, también el verano es la temporada en que las bodas tienen un protagonismo especial. Sin duda, se trata de la cara y la cruz de una misma moneda llamada amor.  

Hoy día, las bodas están cargadas de un hornamento y artificialidad externa que llega a ser excesiva en algunos momentos. En este sentido, algunos personajes famosos, han optado por el romanticismo de una boda secreta. ¿Qué ventajas tiene un enlace de estas características? Se trata de un enlace íntimo en el que sólo están presentes los familiares más cercanos para compartir un momento único en la vida de la pareja. Penélope Cruz y Javier Bardem sorprendieron al público al sumarse a esta moda de bodas secretas en las Bahamas.

Otros, sin embargo, prefieren las bodas multitudinarias en las que no falte nadie. Este tipo de enlaces requiere una preparación de meses y también tiene un elevado coste económico. Algo que sin duda, merece la pena pensar en un tiempo de crisis económica. Pero además, en esas circunstancias, los novios no pueden dedicar tiempo a todos los invitados ya que la relación con muchos de ellos es prácticamente inexistente el resto del año.

Lo más importante, sin duda, es que cada persona pueda disfrutar de la boda que ha elegido y pueda recordar ese día en el futuro con cariño gracias no sólo a la información que permanece en la memoria sino también a los recuerdos que producen las fotografías del álbum nupcial.

Tal vez lo mejor de la boda sea la luna de miel. Ahí, la pareja puede disfrutar de su intimidad, compartir su tiempo, respirar la ilusión de los inicios y soñar con el futuro. Sin duda, el matrimonio implica una nueva etapa en la vida de una pareja. Una evolución positiva que alimenta el encuentro emocional entre dos personas. El tiempo de una historia de amor también puede significar el grado de conocimiento mutuo.

Hoy día, la mayoría de las parejas conviven antes de casarse. Y además, los enlaces por lo civil restan protagonismo a la opción mayoritaria hasta hace unos años, la boda por la iglesia. El verano, es el tiempo de las manifestaciones de amor. El “sí quiero” implica reciprocidad y también compromiso eterno. Una promesa que hoy día puede romperse con el divorcio pero para que una historia de amor perdure merece la pena tener paciencia, generosidad, capacidad de perdón y ganas de superación.

Darse por vencido fácilmente en el amor como consecuencia de la primera diferencia o la primera discusión, implica tomar rumbo hacia el fracaso y la infelicidad.


Tags: , , , , , , , ,

Dejar un comentario