Cómo se percibe el amor

Por el 20 abril 2011 Buscar pareja

Cómo se percibe el amor desde la ceguera

Pensamos en el amor y parece que siempre nos viene a la mente un ideal de eterna perfección. Pero… ¿Qué es lo perfecto? Para cada persona, la belleza se basa en la mera subjetividad. Cada quien tiene un ideal sobre cómo será su media naranja en caso de creer en ella. En una sociedad obsesionada con el poder de la belleza física y la juventud parece que no queda espacio para ver más allá de los estereotipos y los cánones.

Existen personas que conviven con algún tipo de minusvalía o de discapacidad en su día a día. Personas que tienen una gran belleza externa e interna además de una cualidad excelente en cualquier relación: el afán de superación y de integración social.

Tal vez, todos deberíamos aprender mucho sobre el modo que tienen las personas ciegas de conocer la realidad. Existe una canción de Juan Luís Guerra y Maná titulada Bendita la luz en la que, precisamente, el protagonista encuentra la luz del amor, otro modo de visión. A través del amor verdadero la percepción del otro cambia, los defectos se modifican, sus virtudes se potencian.

Cualquier persona tiene el deseo interior de amar y de ser correspondida. Incluso, aquellas personas con clara tendencia a la soltería tienen momentos en los que se cuestionan su estado. Momentos de debilidad emocional en los que les gustaría tener a alguien cerca que se pudiera preocupar por ella, instantes en los que poder compartir el presente con los demás, alguien con quien poder limitar el miedo a la mínima potencia…

Cada día, personas en silla de ruedas tienen que hacer frente a los mil obstáculos de una ciudad. Del mismo modo, las personas sordas aprenden el lenguaje de signos con el objetivo de comunicarse con los demás. Existen muchos tipo de limitaciones no sólo físicas sino también emocionales. El miedo de encontrar el amor puede ser tu mayor limitación. Existen personas a las que les asusta comprometerse, dejarse conocer por el otro al cien por cien…

A veces, cerrar los ojos nos ayuda a mirar más dentro de nosotros mismos. Las personas ciegas tienen la capacidad de acercase a la realidad gracias a la fuerza de otros sentidos como el oído, el gusto o el tacto. Sentidos, que también conectan de forma directa con la belleza y con el poder del corazón.

La obsesión por la belleza hace que muchas personas que no son guapas se sientan incapaces de encontrar a la persona adecuada. Miedos que aumentan en el caso de aquellas personas que tienen algún tipo de discapacidad. Sin embargo, superar dicho temor es el mejor modo de descubrir el verdadero amor.

Imagen: Flickr-Fermín RF


Tags: , , , , , ,

Dejar un comentario