Cómo perdonar los errores de tu pareja

Por el 14 noviembre 2016 Relaciones de pareja

Claves para comprender los fallos de tu pareja

Generalmente, observamos el perdón desde la perspectiva propia de ser nosotros quienes decidimos ofrecer o no una disculpa a otra persona. Sin embargo, para entender el verdadero valor del perdón es positivo que hagamos el ejercicio de empatía de ponernos en la perspectiva opuesta. Es decir, recuerda una situación en tu vida en la que te has sentido realmente bien porque una persona te ha perdonado. Alguien que ha tomado conciencia de tu arrepentimiento o de tu dolor por un error, y en lugar de culparte por ello, te ha ofrecido el mejor de los regalos: un perdón que solo es posible a partir de la comprensión de las limitaciones humanas.

En relación con este punto conecta el pensamiento de Jacinto Benavente que afirma: “A perdonar sólo se aprende en la vida cuando a nuestra vez hemos necesitado que nos perdonen mucho”. Es un mensaje de humildad del que todos deberíamos aprender.

Es decir, por enamoradas que estén dos personas, es ley de vida que en algún momento se produzca una situación en la que el perdón se presenta como una solución indispensable para avanzar y pasar página. El perdón es amor. Evidentemente, es positivo analizar este mensaje en su contexto. Es decir, nadie debe disculpar las ofensas y humillaciones de una pareja con actitudes despóticas que dañan la autoestima.

Pero en el amor mundano, aquel que se alimenta de buenos deseos e intenciones, también surgen situaciones complejas. Sin embargo, conviene puntualizar que perdonar es un acto de libertad que permite a aquel que está enredado en el rencor, pasar página, avanzar, no quedar estancado en un punto del pasado. Sin duda, ética y relaciones personales son dos conceptos que se dan la mano.

Consejos para aprender a perdonar

1. Perdonar es un acto de voluntad, una decisión firme que puede ir en paralelo con el compromiso de amar y ser amado. Escucha a tu pareja, atiende su punto de vista e incluso sus razones, aunque se haya equivocado.

2. Muchas de las discusiones de pareja se producen por circunstancias tan sencillas como el cansancio generado por una rutina de trabajo intensa. Por ello, a veces, también es un signo de sabiduría relativizar ciertas situaciones entendiendo que se deben a un cansancio que altera el esatdo de ánimo de quien lo sufre.

3. El novelista Laurence Sterne afirma: “Solamente aquellos espíritus verdaderamente valerosos saben la manera de perdonar. Un ser vil no perdona nunca porque no está en su naturaleza”. Es decir, perdonar es un acto verdaderamente humano que eleva al ser humano hacia la perfección.

4. Otro excelente mensaje del filósofo Robert Spaemann es éste: “Perdonar es no tener demasiado en cuenta las limitaciones y defectos del otro, no tomarlas demasiado en serio, sino quitarles importancia, con buen humor, diciendo: ¡sé que tú no eres así!”. Es decir, es positivo apreciar de verdad las virtudes de una persona e intentar relativizar los defectos.

5. François de La Rochefoucauld explica: “Se perdona mientras se ama“. Sin embargo, conviene no convertir el amor en una excusa para perdonar cualquier situación. Por ejemplo, una situación destructiva. Por mucho que quiera una persona a otra, no debe tolerar humillaciones y desprecios.

6. A su vez, Mahatma Gandhi explica: “El débil no puede perdonar. El perdón es un atributo de los fuertes”. Sin duda, esta es una de las frases de amor más bonitas sobre el perdón.

El perdón como esperanza

El perdón es la esperanza del encuentro verdadero

Si cuando inicias una relación de pareja crees que la historia será tan perfecta que no habrá nada que nuble tus sentimientos, entonces, es mejor que no hagas promesas de futuro en estas circunstancias. Es imposible vivir un amor maduro sin perdón como esperanza de avanzar juntos en ese proyecto en común.

Algunas personas, por su modo de ser y carácter, perdonan con más sencillez que otras. Por ejemplo, una persona soberbia suele tener dificultades para disculpar un error. La dificultad del perdón también depende, por ejemplo, de la esencia del problema. Si no sabes qué decir, recuerda que lo más importante es hablar desde el corazón, dejar que aflore tu verdad interior.


Tags: , ,

Dejar un comentario