Cómo elegir el destino de Luna de Miel

Por el 24 marzo 2014 Relaciones de pareja

Cómo elegir el destino de Luna de Miel

Hoy en día, la crisis económica está marcando un cambio de tendencia en la celebración de las bodas. Un cambio de tendencia que, por otra parte, supone apostar por el sentido común. Es importante que cada pareja organice su boda de acuerdo a sus recursos económicos, pero también, de acuerdo a sus prioridades. El amor en esencia tiene poco que ver con el materialismo y el consumismo que rige la sociedad actual. Lo más curioso además, es que existen parejas que se separan poco después de haber celebrado una boda por todo lo alto. El matrimonio o la convivencia sin papeles es un dilema común en las parejas pero todavía existen personas que siguen con la tradición de darse el sí quiero.

¿Cómo elegir un destino de Luna de Miel?

1. En primer lugar, es verdad que la Luna de Miel es un momento especial en la vida de una pareja, sin embargo, no será el único viaje que dos enamorados puedan hacer en su vida. Por tanto, conviene no poner unas expectativas poco realistas en este destino para disfrutarlo de verdad.

2. La pareja debe determinar cuál es su presupuesto para organizar el viaje de novios. Muchas personas organizan su viaje de novios dando más valor al destino que a la compañía. Y en realidad, el lugar más sencillo del mundo es especial si de verdad estás con la persona que quieres estar.

3. Los destinos que están muy lejos de tu ciudad no tienen por qué ser más bellos que otros lugares más próximos. Con frecuencia, se produce la contradicción de conocer ciudades que están a horas de distancia y desconocer otros puntos que están más próximos y también son fuente de turismo.

4. La pareja puede atender recomendaciones de ideas por parte de amigos y familiares. Sin embargo, en última instancia, la decisión es personal.

5. Cualquier pareja tiene que aprender a ceder y negociar para llegar a un acuerdo para elegir el destino de la Luna de Miel. Existen distintos tipos de turismo, por ejemplo, el turismo de playa, el turismo cultural, el turismo de compras propio de ciudades muy comerciales… ¿Qué tipo de viaje queréis disfrutar?

6. La primavera y el verano es tiempo de bodas y de Lunas de Miel. Hay que analizar el tiempo disponible para realizar el viaje, de lo contrario, en caso de tener pocos días libres es mejor no perder muchas horas en los desplazamientos. Otro aspecto a tener en cuenta es el clima del lugar de destino.

Foto – 1001 Consejos


Tags: ,

Dejar un comentario