Cinco tipos de amigos tóxicos

Por el 30 noviembre 2015 amigos

Cinco tipos de amigos tóxicos

La amistad es un vínculo muy importante en la vida de cualquier persona. Sin embargo, para conocer amigos verdaderos también debemos aprender a alejarnos de relaciones tóxicas que nos hacen daño, nos roban la energía emocional y nos alejan de nuestro propio centro. Existen cinco tipos de amigos tóxicos que enumeramos a continuación en este post:

1. Los amigos envidiosos son aquellos que convierten la amistad en una competencia constante, en una rivalidad ante la incapacidad de mostrar alegría por el bien ajeno. Es difícil compartir buenas noticias con un amigo envidioso que en su interior sufre tristeza porque se fija en su propia carencia. Sin embargo, el amigo envidioso tiende a hacer comentarios irónicos o a mostrarse distante ante las alegrías de los demás.

2. El amigo ausente es aquel tipo de relación en el que llega un momento en el que te das cuenta de que estás tú solo en ese vínculo. Tienes el número de teléfono de ese amigo y su correo electrónico, sin embargo, ya no recuerdas cuándo fue la última vez que estuvisteis juntos tomando un café. Y cada vez que propones un plan, te responde con excusas que justifican sus muchas ocupaciones. ¿Hasta qué punto merece la pena mantener una amistad con un amigo que nunca tiene tiempo para quedar?

3. El amigo don perfecto que cada vez que queda contigo presume de su vida ideal, sin embargo, en ningún momento muestra interés por saber qué tal estás tú, qué novedades hay en tu vida y cómo te encuentras. La amistad verdadera muestra un feedback, sin embargo, existen relaciones en las que no existe esta equidad sino una gran desigualdad en la comunicación y en la escucha activa.

4. El amigo quejica que vive enredado en una nube de pesimismo constante. Cuando no es una cosa es otra la que le roba la paz interior. Y cada vez que quedas con él vuelves a casa con una visión totalmente negativa de la vida porque te contagia su propia energía pesimista.

5. La amistad de utilidad es aquella que no se basa en el cariño verdadero sino en el interés de las circunstancias. Por ejemplo, puede que te sientas utilizado por un amigo si solo te llama para organizar un plan cuando no tiene con quién quedar.

No se trata de dejar de lado a cualquier persona que pueda tener alguna de estas características sino de hacer balance en las relaciones y tomar decisiones. Hay frases sabias de amor que nos recuerdan qué es la verdadera amistad. Teresa de Calcuta afirma: “Si juzgas a la gente, no tienes tiempo de amarla”.


Tags:

Dejar un comentario