Cinco rasgos de los falsos amigos

Por el 20 abril 2015 amigos

Cinco rasgos de los falsos amigos

Los amigos verdaderos son un tesoro vital. Así como una persona comete errores en su existencia de los que puede aprender, en el terreno de las relaciones personales también podemos aprender de las lecciones que nos dejan las  falsas amistades para acercanos a los amigos verdaderos. ¿Cómo reconocer a los amigos falsos?

1. Escucha tu corazón y tu intuición para comprobar cómo te sientes en compañía de la otra persona. En ocasiones, no es necesario hace un montón de hipótesis y planteamientos sino escuchar al corazón. Cuando estás en compañía de un amigo verdadero te sientes cómodo y tranquilo. En cambio, al estar en compañía de falsos amigos es posible experimentar cierta distancia emocional, intranquilidad y dudas.

2. Para reconocer a los falsos amigos es indispensable dar tiempo al tiempo y tener paciencia para conocer a una persona tal y como es. Así como el enamoramiento viene marcado por una etapa inicial de euforia e idealización, también es posible idealizar a un nuevo amigo y que con el paso del tiempo, esta imagen de perfección caiga a partir de hechos objetivos.

3. En el contexto de las relaciones personales, es muy importante saber qué podemos esperar de cada relación de amistad. Puede que existan amigos con los que salgas de fiesta o a eventos sociales pero no exista una confianza mayor para hablar sobre temas íntimos.

En ese caso, no se trata de que esas amistades sean falsas sino de tener muy claro hasta dónde llega la confianza para no compartir un secreto con quien solo está ahí para los momentos de diversión. No siempre es fácil saber cómo reconocer a las falsas amistades porque los sentimientos no son una ecuación matemática.

4. Un falso amigo es aquel que sientes que te utiliza únicamente para organizar planes cuando está aburrido. Una actitud que puede ser fácilmente identificable cuando un amigo nunca propone planes a otro con tiempo de anticipación sino en el último momento. Improvisa de acuerdo a su propio estado de ánimo.

5. Un falso amigo también es aquel que anula los planes de forma frecuente en el último instante sin valorar tu tiempo, mostrando una falta de respeto habitual hacia tu agenda. Conviene no juzgar a los amigos a partir de la apariencia que puede aportar un conocimiento superficial del ser humano sino compartir tiempo para conocer de verdad al otro a través de sus palabras y de sus hechos que pueden transmitir falsedad cuando existe una contradicción habitual entre ambos planos.

Es positivo aceptar a cada amigo tal y como es pero también es esencial ser exigente en las relaciones personales para no convertir el deseo de compañía en una necesidad.


Tags: ,

Dejar un comentario