Amores no correspondidos

Por el 10 noviembre 2014 Amor

Amores No Correspondidos

Existen amores no correspondidos, historias que reflejan un sentimiento unilateral. Un ejemplo de amor no correspondido en el mismo modo se refleja bajo el esquema «te quiero como amigo». En otros casos, conviene puntualizar que un amor no correspondido, puede derivar en correspondencia tras un tiempo. Y es que, cuando hablamos de sentimientos no hay nada definitivo puesto que la vida es una evolución constante. Y los sentimientos de las personas también cambian.

Por eso, conviene puntualizar que el amor no siempre se vive en forma de flechazo, en ocasiones, salta la chispa después de un tiempo de amistad común. En el amor no existen normas generales porque en cierta forma, cada historia es una excepción a la norma. Los amores no correspondidos producen dolor, sin embargo, como experiencia de vida también suman capacidad de superación, un aprendizaje, recuerdos especiales (detrás de todo desamor hubo una ilusión previa) y fortaleza.

¿Qué hacer ante un amor no correspondido? ¿Cómo pasar página?

1. Tienes dos opciones: compadecerte a ti mismo y regodearte en tu dolor o mirar hacia adelante. Recuerda que la vída continúa.

2. Evita posicionarte en el rol de víctima respecto de la persona que te ha rechazado. Nadie manda en el corazón ajeno. Recuerda que incluso en situaciones de dolor eres alguien con una infinita capacidad de superación. Cuando te posicionas en el rol de víctima, minimizas todo tu potencial.

3. Vive el día a día. Es la mejor forma de no hacer hipótesis de futuro (las hipótesis realizadas a partir de un presente doloroso, pueden ser pesimistas). Céntrate en cada jornada y tómate las cosas con calma. La tristeza del desamor marca un ritmo distinto.

4. Disfruta todos los días de un paseo tranquilo. Es una de las mejores fórmulas para recargar las pilas. Además, es esencial que cuides tu alimentación. Este punto es muy importante porque con frecuencia, cuando una persona está desanimada tiende a descuidar su alimentación. El desamor y su tristeza pueden causar falta de apetito. O por el contrario, como consecuencia de la ansiedad amorosa, una persona también puede comer sin control.

5. Tú eres la persona más importante de tu vida. No estás solo. Incluso cuando así te sientes, mira a tu alrededor para no encerrarte en ti. Evita asociar la felicidad con la idea de tener pareja. Céntrate en todas las ventajas de estar soltero. Puede que ahora te resulte difícil, sin embargo, es un signo de inteligencia emocional no idealizar la vida de nadie.

6. Valora todo lo que tienes, para empezar, la salud que es incluso más importante que el amor.

Foto – Recuperar el amor


Tags: ,

Dejar un comentario