Maktub, una historia de amor en Navidad

Por el 4 enero 2012 Amor

 Maktub, una historia de amor en Navidad

Esta Navidad, no te pierdas una película que está triunfando en taquilla: Maktub. Un cuento perfecto de Navidad que puede cambiar tu vida. ¿Sabes por qué? Muchas personas se privan de ir al cine porque la entrada es cara. El hecho de que el cine sea caro es relativo. Evidentemente, no se trata de un plan para realizar todos los días, sin embargo, el séptimo arte es cultura. Y también, un plan social que te permite salir de casa, arreglarte de una forma diferente, quedar con los amigos, tener nuevos temas de conversación de los que poder hablar… Y por supuesto, también aprender de otras vidas, gracias a la empatía que se produce entre el espectador y los protagonistas de la trama.

¿Qué hace de Maktub una película diferente? En primer lugar, que el dinero de la entrada de cine está destinado a la construcción de un centro para luchar contra el cáncer. En segundo lugar, la historia está dedicada a un niño real, optimista y alegre que murió como consecuencia del cáncer, y con su ejemplo, cambió la vida de otras muchas personas.

Además, Maktub también se adentra en un tema muy humano, la fe. Pero además, lo hace con el realismo de mostrar una sociedad bastante escéptica. ¿Qué cambia en la vida de una persona el hecho de creer en Dios? Esta pregunta, se responde en parte, a través de esta película. Pero en cierto modo, ese asunto es secundario.

Lo que de verdad brilla en la trama son las relaciones interpersonales. El cariño que surge de una forma natural y da lugar a una amistad verdadera. Por otro lado, el filme está ambientado en la Navidad. Y refleja cómo son estos días en aquellas familias que no están demasiado unidas. Cómo a veces, se producen distanciamientos en el seno de un matrimonio. Pero por suerte, siempre que hay amor, dicha situación tiene retorno. Maktub es una historia positiva que también puede ser una gran terapia para todos aquellos que están luchando contra el cáncer.

La verdad es que la película refleja el realismo de un diagnóstico sin curación, pero sin caer en el dramatismo. El espectador ríe en muchos momentos, pero también se emociona en otros. Y todo ello gracias al excelente trabajo de actores de primera línea como Goya Toledo o Aitana Sánchez Gijón. En realidad todos, brillan con luz propia desde la sencillez de una historia con la que cualquiera puede sentirse identificado.

Existen varias conclusiones que yo he extraído de la película y que me gustaría compartir con vosotros:

1) La vida es mejor cuando se comparte con los demás. Cuando te dejas conocer, y te animas a abrir la mente. A dejar que alguien entre de par en par en tu vida.

2) Los niños tienen mucha más naturalidad a la hora de hablar de la enfermedad y de la muerte que los adultos que han convertido el morir en un tabú.

3) Incluso las situaciones más difíciles de la vida, son un poco menos amargas cuando se afrontan con una actitud amable.

4) En el mundo existen personas buenas que son las que hacen que el destino merezca la pena.

5) Tal vez muchas cosas de la vida no sucedan por causalidad. A lo mejor, quién sabe, puede que exista el destino.

Imagen: CineOl


Tags: , , ,

Dejar un comentario