La autoestima, clave en la seducción

Por el 21 marzo 2015 Buscar pareja

La autoestima, clave en la seducción

El exceso de ocupaciones en el día a día puede llevar a que algunas personas se descuiden a sí mismas. Cuidar de uno mismo es un signo de autoestima. Una autoestima que tiene reflejo en ámbitos muy diversos de la vida: una mejora de las relaciones familiares, más opciones de éxito profesional, relaciones personales sanas y un mayor carisma en la seducción. En definitiva, la autoestima es uno de los secretos del carisma que transmite una persona que se muestra segura de sí misma.

¿Cómo elevar la autoestima en la seducción para  ligar más?

1. Comienza a tener más pensamientos positivos sobre ti mismo con el objetivo de construir un autoconcepto amable y nutrir tu autoestima con amabilidad, comprensión y autoaceptación. El modo en el que te observas a ti mismo, también influye en cómo te ven los demás. Seducir con palabras es potenciar un diálogo interior potenciador.

2. Participa en actividades diferentes con el objetivo de conocer gente nueva. Las habilidades sociales que son tan importantes en la seducción solo se potencian cuando se entrenan. Cuando una persona se encierra en sí misma, se siente menos cómoda en los planes de grupo.

3. Puedes concretar tu plan de seducción definiendo cuáles son tus objetivos a corto plazo. Por ejemplo, una persona tímida puede marcarse el objetivo de tomar la iniciativa de proponer un plan a una persona con la que quiere tener una cita. El cumplimiento de nuevos objetivos es saludable para elevar la autoestima y ganar autoconfianza.

4. Anímate a realizar deporte y ejercicio físico porque un estilo de vida activo es vital para tener cuerpo y mente en forma. Una persona que hace deporte se siente mejor físicamente y más atractiva. Desde el punto de vista emocional, la práctica de deporte aporta optimismo e ilusión en el día a día, mayor vitalidad en la rutina cotidiana, en definitiva, eleva la autoestima y el amor propio.

5. Es positivo compartir con un amigo de confianza las ilusiones sentimentales. Por ejemplo, si quieres seducir en una cita a una potencial conquista, puedes hablar sobre ello con un amigo. Ser discreto en la vida sentimental no es incompatible con compartir con naturalidad ciertos detalles con tu mejor amigo, una persona discreta que te valora y te respeta.

Cada persona es única: no te compares con nadie y potencia tu propio encanto personal en el proceso de seducción, apostando por la autenticidad de ser tú mismo, sin querer parecerte a nadie más.


Tags: ,

Dejar un comentario