Diez características de los noviazgos felices

Por el 28 febrero 2015 Relaciones de pareja

Diez características de los noviazgos felices

El noviazgo es una etapa de conocimiento entre dos personas. Los noviazgos felices son la base de una relación estable a largo plazo. ¿Cuáles son las características de los noviazgos felices? ¿Cómo saber si tu pareja es feliz a tu lado?


1. Existe libertad. Esta es una de las cualidades más importantes en los noviazgos felices que no están definidos por los celos sino por la confianza mutua. Una confianza que se trabaja de un modo consciente a través de la comunicación asertiva.

2. Para que exista una comunicación real, el diálogo debe de ser de ida y vuelta. Es decir, es indispensable abrir el corazón pero también, estar dispuesto a escuchar al interlocutor sin prejuicios.

3. La fidelidad es uno de los valores más importantes de una relación de pareja incluso en el inicio de noviazgo. Ser fiel implica ser una persona honesta y responsable con las propias decisiones.

4. Las personas que tienen una relación de pareja gratificante también valoran la amistad como un vínculo muy importante. Desde este punto de vista, cada uno dedica tiempo a cultivar sus amistades con cariño.

5. La verdadera alegría en los noviazgos felices  siempre se vive en forma de presente. Por tanto, los enamorados también deben de practicar el carpe diem de no hacer promesas de futuro cuando la base de esa historia todavía no es lo suficientemente sólida.

6. El enamoramiento se afianza a través de la memoria emocional que surge de crear momentos gratificantes en común. Dos personas son felices de verdad cuando tienen interés en compartir aficiones en común. Las parejas felices son aquellas que saben que es posible ser feliz sin tener pareja.

7. Existen personas que tienen un gran desgaste interior porque observan incoherencias importantes en su pareja en relación con el plano de la palabra y de la acción. Las parejas felices son aquellas en las que los protagonistas de la historia muestran una lógica entre sus palabras y sus acciones (como refuerzo de las palabras).

8. Una pareja sólida forma un buen equipo en el que cada uno ayuda a crecer al otro. Es decir, querer a una persona de un modo incondicional implica desear su bien de una forma desinteresada.

9. Las actitudes rígidas e inflexibles dificultan la capacidad de llegar a acuerdos de pareja. Por el contrario, la adaptación emocional propia de quienes no se encierran en una única idea de la realidad, abre puertas.

10. Se implican en cuidar su noviazgo cada día. Es decir, son los pequeños detalles del día a día los que pueden marcar la diferencia.

El próximo lunes te esperamos de nuevo en mobifriends blog con un nuevo artículo.


Tags: ,

Dejar un comentario