Cómo afecta el cambio de hora al estado de ánimo

Por el 31 octubre 2011 Buscar pareja

Cómo afecta el cambio de hora al estado de ánimo

Las relaciones personales están marcadas por algo tan sencillo como el estado de ánimo. Es decir, el modo de ser alegre, triste o melancólico que atraviesas en determinado momento. Pues bien, este sábado de madrugada se cambió la hora del reloj en medio de un puente de Todos los Santos, largo en el que muchas personas han aprovechado para hacer una escapada y descansar del estrés y de la ansiedad de la oficina. 

Pero el cambio de hora afecta de una forma especial durante los primeros días, por ello, alguien puede mostrarse más irritado de lo habitual, más irascible o con menos ganas de disfrutar de los planes sociales. Aquí tienes unos sencillos consejos para notar lo menos posible la variación del reloj:

1)  En cuestión de cuatro días debes haberte adaptado al nuevo ritmo. En caso de que por algún motivo te haya sido imposible lograr este objetivo en una semana, entonces, debes visitar al médico para que te oriente y analice tu caso en concreto.

2) El cambio de hora puede hacer que estés de peor humor, y es que, el sueño y el descanso también se ve modificado durante los primeros días. Por ello, por la noche intenta cenar únicamente algo ligero, aunque eso sí, tampoco te vayas a la cama con sensación de hambre. Evita tomar alcohol o café.

3) Más allá de que sea otoño y el día sea más corto, debes seguir con planes habituales como hacer deporte, disfrutar de un agradable paseo por la ciudad, realizar ejercicio físico y respirar aire puro. Es decir, el hecho de que para las seis de la tarde ahora sea de noche, no significa que debas estar en casa tan pronto.

4) Ten un poco de paciencia y así serás mucho más flexible contigo mismo a la hora de hacer frente a las emociones que pueden producirte dicho cambio de hora: sensación de estrés, cansancio, apatía, aburrimiento, sueños… El otoño de por sí, es una época que invita a la nostalgia y a la introspección. Por el contrario, en verano prácticamente no tenemos tiempo de pensar en nosotros mismos sencillamente, porque los planes sociales y la alegría nos hacen centrarnos en la exterioridad.

5) En caso de que vivas en pareja entonces, puedes compartir este proceso de adaptación en positivo. Por el contrario, en caso de que vivas solo también puedes ver el lado bueno y es que, no tienes que aguantar las rarezas de nadie más.

Este cambio de hora también invita a hacer una reflexión más profunda sobre el tiempo y sobre cómo se debe vivir. Existen personas que viven continuamente mirando el reloj. Yo te propongo que te lo quites, te relajes y te olvides durante unos días para sentir el presente ante ti. Disfruta de planes inolvidables, por ejemplo, un viaje a París.  

Imagen: La Hora


Tags: , , ,

Dejar un comentario