Cinco causas por las que alguien deja de gustarte

Por el 21 abril 2014 Buscar pareja

Cuando alguien te deja de gustar

Del mismo modo que una persona puede gustarte, puede dejar de gustarte con la misma naturalidad. El gustar es una fase muy incipiente del amor por lo que no hay un trasfondo emocional mayor que la mera atracción física y el deleite que produce ver al otro. Conocer a alguien muestra la realidad de las relaciones personales.

Cuando vas conociendo a alguien puede gustarte cada vez más o por el contrario, dejar de gustarte completamente. También existen otros casos en los que existen intermitencias en el camino, pausas marcadas por las dudas. En Mobifriends te contamos cuáles son las causas por las que alguien deja de gustarte:

1. En primer lugar, alguien que busca la perfección nunca encontrará a nadie que de verdad le haga sentir bien a largo plazo. Ante el más mínimo defecto en el otro, cerrará la puerta. El desencanto de darte cuenta de que alguien no es como tú habías imaginado debe hacerte pensar más bien en la necesidad de no crearte una imagen mental sobre alguien antes de tiempo.

2. Has visto algo que realmente no te gusta. Conforme más madura y adulta es una persona más claras tiene las cosas, sabe qué busca en alguien y qué no busca. Por eso, existen actitudes o información que de pronto, pueden arruinar una potencial historia de amor.

3. Alguien puede dejar de gustarte porque tampoco te gustaba demasiado en un principio. La chispa no era fuerte y se ha apagado sin dejar rastro de aquel espejismo de ilusión. Alguien puede dejar de gustarte porque otra persona que te atrae más se cruza en tu camino de una forma inesperada.

4. Alguien puede dejar de gustarte porque simplemente, esa historia no estaba en tu camino y tal vez tu destino sea ser amigo de esa persona pero no algo más. Existen desilusiones amorosas que traen consigo grandes amistades.

5. Alguien deja de gustarte porque por los nervios de los inicios, muestra la peor imagen de sí mismo. Boicotea cualquier posible relación con sus comentarios negativos o comentarios que te desconciertan. Del mismo modo, esa chispa inicial también puede morir por el miedo a implicarte con una persona y sufrir una decepción.

Existen causas por las que una persona puede dejar de gustarte, en ese caso, es importante, afrontar los sentimientos con naturalidad.

En Mobifriends puedes buscar pareja y ligar para conocerte gente nueva. Para enamorarte, tienes que darte la oportunidad de conocer gente para que alguien pueda llegar a gustarte de verdad.


Tags: ,

4 comentarios para “Cinco causas por las que alguien deja de gustarte”

  1. maria dice:

    Hola, yo no tengo claro lo que me pasa. Conoci a un chico en un camping y el último dia nos dimos el número (no habiamos mantenido mucho contacto) empezamos ha hablar por whassap y me emocione mucho, hasra el punto de creer que me gustaba muchiisimo. El dia antes de que viniera a verme, esa ilusión se apago. El finde que estuve con el, todo fue muy bien. Pero al marchar no senti pena, ni la ilusión del principio. El caso es que no se si me gusta (a veces hablo por hablar con el) y yo quiero sentir esa ilusión de antes. Este finde se me plantea ir a verle, pero no se que hacer.

  2. tutaj dice:

    Good replies in return of this difficulty with genuine arguments and explaining
    all about that.

  3. Carlos dice:

    Estuve muy enamorado de una chica que tenía una enfermedad. Hablábamos por horas vía chat y por teléfono. Nos vimos en algunas oportunidades. Su forma de ser me llegó a lo más profundo del corazón, nuestros temas de conversación eran lo máximo, teníamos varias cosas en común. Ella me buscaba y yo a ella, nos gustaba pasar tiempo juntos. A pesar de su mala condición de salud, con el tiempo me fui enamorando, un día se lo dije y ella me dijo que no sentía lo mismo, yo lo entendí y no esperaba que ella me correspondiera, pero igual seguíamos hablando por horas los meses siguientes. Un día que nos vimos en persona le dije que la amaba como jamás había amado a nadie en mi vida, ella se conmovió, al despedirnos nos abrazamos muy emotivamente y jamás olvidaré que ella tomó mi mano con un cariño muy especial como nunca antes sentí y algunas lágrimas salieron de sus bellos ojitos oscuros. A partir de ese día nuestra comunicación cambió. Yo estaba dispuesto a dejar muchas cosas para pasar mi vida con ella, sin importar su condición, yo la iba a cuidar y a darle mucho amor entendiendo lo que su condición implicaba, todo eso se lo hice saber en una carta que le entregué. A los días ella dejó de responderme llamadas y mensajes, quedamos de vernos algunas ocasiones pero ella salía con cambio de planes a última hora, me evadía constantemente y un día me dijo que por su condición de salud no estaba dispuesta a corresponderme ni a mi ni a nadie. Me rompió el corazón y dejé de escribirle, eventualmente nos damos un cordial saludo y ya. Esta chica me robó el corazón, su compañía me hacía muy feliz, aunque fue doloroso que por mis declaraciones en momentos de su condición no quiso seguir hablándome del mismo modo. Al perder contacto he sentido cómo cada día esa llama que tenía encendida por ella se ha ido apagando, aunque no dejo de pensar en ella, solo quiero que sea feliz y pueda sanar y tener una vida plena y digna.

  4. Maite dice:

    Muchas gracias por compartir tu historia a través de tu comentario. Ojalá que tanto tú como ella seáis muy felices.

Dejar un comentario