Pasos para superar un desengaño amoroso

Por el 6 Marzo 2017 Relaciones de pareja

Superar un desengaño amorosoA nadie le gusta vivir un desamor. Cualquier persona busca por naturaleza la alegría y evita en la medida de sus posibilidades la tristeza. Sin embargo, si se dan unas circunstancias de desamor, lo más importante es aceptar las cosas tal y como son. No seguir ligado a una historia por el simple miedo a la soledad. Para superar este desengaño, en primer lugar, intenta confiar en tu propia capacidad para pasar página de este episodio. No importa tanto cuánto tiempo tardes en hacerlo, sino que lo hagas. Que inicies un proceso vital con el firme propósito de olvidar a esa persona por el simple hecho de que te conviene hacerlo. Estás en un momento ideal para buscar nuevas ilusiones con las que caminar hacia adelante, en lugar de vivir centrado en aquello que pudo ser y no fue. Una melodía desafinada con la que muchas personas pierden mucho tiempo en nostalgia de desamor.

Cómo superar una decepción del corazón

No todas las decepciones son terribles y dramáticas. La mayoría son simplemente humanas. Uno de los dos siente cómo cambian sus sentimientos. Hay una diferencia de intereses. No tenéis caracteres compatibles. Instantes de frases de amor no correspondido. Situaciones que llenan el mundo de historias humanas. Y sin embargo, en lugar de sentirte diminuto ante este tipo de vivencia puedes hacerte grande. Es decir, firmar un pacto con tu propia felicidad, escribir la alianza del amor propio, para avanzar en tu vida desde el respeto hacia ti mismo.

Haz algo que sea como un punto de inflexión en tu presente, una decisión que sea ese anclaje definitivo con el que marcar un antes y después. Si estás en una situación de este tipo, es muy posible que necesites una vivencia así. ¿Qué tipo de experiencia puede ayudarte? Porque ejemplo, organizar un viaje con amigos para disfrutar de un fin de semana en una casa rural. O por el contrario, organizar una escapada en solitario.

Cuídate mucho a ti mismo

Para superar un desengaño amoroso, no caigas en la tentación de retomar el contacto con algún ex del pasado. Esto no hará más que empeorar las cosas a nivel emocional porque es como volver a abrir una puerta que estaba cerrada porque así debían ser las cosas.

Tal vez te apetezca más estar en casa y descansar. Estar en tu propio refugio personal. Viviendo esta etapa en compañía de la lectura, viendo películas en la televisión, durmiendo la siesta, recibiendo visitas, escribiendo cartas, escuchando música…

Intenta realizar actividades que te ayudan a dejar la mente en blanco. Las técnicas de relajación, el yoga y el taichí pueden ser terapéuticas para ello. Tampoco se trata de dejar la mente en blanco para no pensar en nada, sencillamente, puedes dejar volar tu imaginación hacia sueños que quieres cupmlir en el futuro, cosas que quieres que ocurran realmente, amigos que te gustaría conocer… Cuando recreas ilusiones bonitas, te emocionas como si realmente estuvieran ocurriendo.

Tal vez estés agotado mentalmente porque has entregado tu corazón y tu energía a una persona que no te ha devuelto el bien que tú esperabas. La realidad es que las expectativas en el amor se rompen con mucha facilidad. Y es mejor no dar más vueltas a este tema. Es decir, si entras en la rueda de hacerte preguntas infinitas, puedes terminar agotado: “¿Por qué me ocurre esto a mí?”. Esta pregunta es muy humana en este momento, sin embargo, es mejor que te preguntes: “¿Qué voy a hacer a partir de ahora?”. Diseña tu plan de acción, tu mapa del mundo en esta ruta de la vida, actualiza tus sueños y anhelos.

Pasos para avanzar en el desamor

Consejos para continuar con tu vida

Si esta historia ha llegado a su fin es muy posible que ello se deba a que este amor era más una resta que una suma. Por tanto, la ruptura es lo mejor que te podía pasar. Puedes repetirte esta idea como un mantra personal. Y cuando menos te lo esperes, tal vez nazca de nuevo en ti el deseo de buscar pareja. O también, puede ocurrir que quieras vivir centrado solo en ti. La vida es una aventura, no existe el destino sino que tú vas creándolo en gran medida a partir de tus propias decisiones. Por tanto, vive este proceso creativo como si fueses un pintor que recrea sobre el lienzo un universo a color de emociones y sensaciones.


Tags: ,

Dejar un comentario