El amor es una apuesta llena de dudas y certezas

Por el 17 Septiembre 2014 Amor

El amor es una apuestas llena de dudas y certezas
Si hablas con personas de tu entorno que llevan muchos años de convivencia en pareja, te darás cuenta de cómo ellas, también vivieron sus momentos de dudas y de incertidumbre al principio de la relación. La idea del amor para toda la vida no se asimila en cuestión de unos meses (tener esta visión del amor sería totalmente irreal). En sentido estricto, el amor es una apuesta. Una apuesta en la que existen certezas importantes. Por ejemplo, tener el convencimiento de que estás con una persona a la que admiras y quieres de verdad.

Pero también, es una apuesta en la que existen dudas: ¿Cómo estar seguro de que ese alguien especial es realmente el amor de tu vida? Esta duda es humana, el camino del amor se construye poco a poco. Es decir, el amor en esencia, no es un punto de llegada sino un proceso creativo constante como muestra la rutina de compartir la vida con otra persona.

El amor es compromiso. Compromiso contigo mismo y con aquello que sientes (es importante que seas fiel a tus sentimientos) pero también es compromiso con el otro y con tu deseo de hacerle feliz. El compromiso muestra una fase mucho más madura del amor que en el enamoramiento. Una persona está comprometida con otra cuando comparte un proyecto de vida en común y cuando tiene la madurez suficiente como para seguir luchando por una historia en la que cree.

Existen momentos de distanciamiento en las parejas y de enfados. También existen momentos poco románticos. Instantes de aburrimiento. Sin embargo, el compromiso muestra precisamente la capacidad de tener una visión realista del amor real que poco o nada tiene que ver con el de las películas.

El amor es una apuesta en la que tiene que haber más certezas que dudas. Sería agotador vivir dudando constantemente sobre si estás enamorado o no. Por tanto, para analizar el plano de las certezas, también tienes que practicar la introspección de mirar en tu corazón. Un compromiso es un tema muy serio, por tanto, antes de comprometerte con otra persona es importante que te des tiempo para conocerle y tomes las cosas con calma.

Un compromiso al igual que el casamiento es una importante decisión. Una decisión que debes tomar poniendo en armonía corazón y razón.

Foto – Diana Raquel


Tags: ,

Dejar un comentario