Del amor al rechazo hay un paso

Por el 19 Septiembre 2012 Amor

Del amor al rechazo hay un paso

Muchas veces, a nivel coloquial se dice que del amor al odio hay un paso. En realidad, no existe odio sino rechazo cuando una persona te ha decepcionado, te ha hecho daño o te ha partido el corazón por un desamor. Ese rechazo forma parte de la supervivencia emocional que cualquier persona necesita en tanto que es un mecanismo de defensa para protegerte a ti mismo. Cuando quieres a alguien que no te corresponde del mismo modo, su presencia es dañina para ti, por ello, a través del rechazo, le alejas y puedes volver a respirar mejor a nivel anímico. ¿Por qué hay un paso del rechazo al amor?

Muchas personas creen que el amor está lleno de gestos desinteresados y altruistas. Pero en realidad, cuando das de una forma desmedida rompes la balanza del equilibrio que tiene que haber en una pareja. Así sucede, por ejemplo, cuando te esfuerzas por conquistar a alguien que no muestra el mismo nivel de interés, pero a pesar de ello, te das hasta el límite. En ese momento, eres capaz de soportar ese desgaste porque tienes la esperanza de que en algún momento dé frutos positivos. Sin embargo, cuando tienes que hacer frente a la dura realidad del rechazo, entonces, todo aquello que has dado se vuelve en tu contra en tanto que te sientes utilizado y humillado por el otro. Por esta razón, del amor al rechazo hay un paso.

Sin embargo, siendo realistas, conviene precisar que el rechazo no es lo mismo que la indiferencia. Es decir, cuando estás en esa fase, la otra persona te sigue importando y afectando, por ello, es tan fundamental que de una forma consciente, en una situación así, la persona mantenga una distancia: evita ir a los sitios en los que sabes que le vas a ver, elimínale de tu grupo de contactos de Facebook, no preguntes a los amigos comunes si saben algo de él…

Quienes afirman que del amor al odio hay un paso, se equivocan también al creer que está justificado hacer daño de una forma consciente a una persona. El resentimiento de una ruptura puede ser muy grande pero nunca justifica acciones poco éticas. Por ejemplo, en algunas separaciones los hijos son utilizados como moneda de cambio para hacer chantaje emocional al ex.

El rechazo puede ser la primera etapa en el proceso del desamor. Por ello, cuando llegues a ese punto, asúmelo con naturalidad. Y piensa en tu objetivo: olvidarle.

Si estás en un momento de desamor, céntrate en tus amigos, por ello, te animo a conocer amigos en Mobifriends.

Imagen: Lidia Verde


Tags: , ,

Dejar un comentario