Empatía en pareja: ponte en su lugar

Por el 17 Diciembre 2011 Amor

Empatía en pareja: ponte en su lugar

En el amor es muy habitual que siempre observemos todo desde el filtro del yo, es decir, de la individualidad. Sin embargo, aunque parezca extraño, entre dos personas que viven juntas puede haber grandes diferencias en el modo de observar la realidad y un punto de vista concreto. ¿Por qué sucede esto?Sencillamente, porque cada persona es diferente, pero además, porque cada persona está determinada por sus experiencias previas. Lo más positivo es que los caracteres de dos personas sean compatibles. De tal modo que si uno es más nervioso el otro sea más tranquilo, es decir, para que se puedan escuchar y comprender.

¿Cómo te puedes poner en el lugar de tu pareja? En primer lugar, mejorando la comunicación. Para ello, escucha abiertamente sin juzgar. Atiende a las necesidades emocionales del otro, dale libertad, anímale a realizar sus sueños. No entiendas el amor de pareja como una renuncia ya que en ese caso, resulta muy poco gratificante pasar la vida junto a una persona. Especialmente, en la sociedad actual, con la igualdad de género y la juventud que se amplía muchos más años, también es posible disfrutar de una noción de pareja diferente.

Por ello, es normal que tu pareja quiera tener tiempo de amistad con sus amigos, aspire a evolucionar en el plano profesional, quiera conocer gente nueva y no estancarse. Por tanto, en vez de criticarle en este punto debes apoyarle todo lo que puedas, igual que también te gusta que lo haga contigo.

Además, también debes atender el lenguaje corporal de tu pareja en tanto que marca el 55 por ciento de la comunicación humana. Por ejemplo, si un día le preguntas a tu pareja qué tal está y te dice que bien con un tono apagado y mirando al suelo, está claro que te oculta algo. Y es que, al final, su tono de voz y su mirada contradicen aquello que te dice de palabra. Hay que ir más allá de lo evidente para conocer de verdad a la otra persona.

Existen parejas que no discuten nunca. Pues bien, ese tipo de relación resulta de lo más superficial y es que, en la medida en que se profundiza y se comparte más intimidad también se tienen más diferencias. La clave de una discusión implica entender que no existen ganadores ni perdedores sino que hay que encontrar una solución que sea un triunfo para ambos.

La empatía se puede mejorar y trabajar a través de la práctica diaria. Pensando menos en uno mismo y más en el otro, y es que a veces, el amor mal entendido roza el egoísmo.

Imagen: Entre Padres


Tags: , , ,

Dejar un comentario