Los celos enfermizos

Por el 13 Julio 2011 Amor

Los celos enfermizos

Los celos a veces, pueden ser naturales ya que los niños muestran incluso desde la infancia que es posible sentir rivalidad entre hermanos que luchan por la atención de sus padres. Pues bien, también en la etapa adulta, a veces, se sufren celos en un grado moderado que no son más que una forma de inseguridad. Se pueden sufrir en todos los ámbitos tanto en el terreno profesional como en el personal.

Pues bien, centrándonos en el terreno de pareja, la realidad es que mientras que sentir celos en un grado mínimo, refleja el interés que hay por la otra persona (de lo contrario, te resultaría totalmente indiferente). Por el contrario, sentir celos en grado elevado u obsesivo no es más que una señal de que algo debe de cambiar en ti y no en el otro. Es decir, asumir que en la medida en que exteriorizas tus celos también consigues alejar más y más al otro de ti.

Y es que, sólo muestras una obsesión que en la mayoría de las ocasiones no tiene ningún tipo de fundamento real. Por otra parte, también muestras la inseguridad que hay en ti. Piensa, simplemente, que alguien que te quiere no desea hacerte sufrir y que tu pareja está contigo por decisión propia, sencillamente, porque se enamoró.

Los celos obsesivos también muestran una obsesión o enganche psicológico a la vida del otro. Algunas personas cuando están en pareja cometen el error de perder de vista su vertiente individual, es decir, su capacidad para disfrutar de los buenos momentos, de poder estar con los amigos y entender que una pareja es más feliz cuando cada uno tiene su espacio de libertad y su margen de confianza. Así, los instantes que se pasan en común son mucho más enriquecedores, positivos y gratificantes. La verdad es que pasar las 24 horas del día con una misma persona es un aburrimiento y una tristeza.

En vez de centrarte en los celos, es mejor que te centres en quererte más a ti mismo, en nutrir tu autoestima y en creer que mereces ser feliz, en vez de una víctima de la suerte o del azar. Ahora que llega el verano es buen momento para leer libros que te permitan aprender temas de psicología. Por ello, te recomiendo algunos autores como Javier Urra, Rosetta Foerner, Bernabé Tierno o Jorge Bucay. 

No dejes que lo irracional destruya tu relación de pareja y disfruta de la realidad del día a día, especialmente, ahora que llega el verano porque merece la pena. El verano es un buen momento para pensar así que dedica un tiempo a reflexionar en cómo podrías mejorar tu relación de pareja. Merece la pena.

Imagen:   Moxa Bebe


Tags: , , , ,

Dejar un comentario