¿Se debe escuchar a la razón o al corazón en el amor?

Por el 7 Junio 2010 Amor

El ser humano está compuesto por una doble dualidad. Por un lado, es un ser inteligente que tiene la capacidad de reflexionar y deliberar sobre sus acciones. Por otro lado, la persona también tiene voluntad en tanto que persigue el bien de forma natural. El amor es la manifestación del deseo que mueve de forma instintiva a la voluntad hacia el otro ser. Por esta razón, conviene precisar que sólo existe amor verdadero ante la correspondencia: el amor como tal es un juego de dos buscando el encuentro. Existen personas tremendamente racionales que tienen dificultades para atender a la emoción. La cualidad principal de la racionalidad es la necesidad de control y dominio. Sin embargo, el ser humano no puede controlarlo todo puesto que existen muchos aspectos de la realidad que no dependen de la voluntad. De hecho, el verdadero viaje hacia la felicidad implica estar abierto a las novedades del destino y el azar. La necesidad de control esconde una obsesión que produce ansiedad. Una emoción que surge cuando el ser humano se adelanta mentalmente al futuro que por sí mismo es impredecible e hipotético. Permanecer encorsetado en las ataduras de una razón a veces irracional produce efectos negativos en el éxito personal. Siempre que se toma la decisión de conocer a otra persona se asume un riesgo inicial. Pero cuando se descubre el milagro del amor en los ojos del otro entonces cualquier derrota merece la pena.   

También existen personas con un perfil psicológico marcado por el impulso y la variabilidad de la emoción y los sentimientos. Un modo de ser que cuando se lleva al extremo tiene consecuencias dramáticas. Algunos seres humanos enlazan una ruptura amorosa tras otra porque se aburren cuando desaparece la ilusión lógica de los primeros meses. El camino adecuado está en el equilibrio: para descubrir la verdad de un sentimiento también es necesario escuchar a la razón. Atender la voz interior. Analizar la situación y observar. El sentimiento por sí mismo es ciego y es importante tener en cuenta que conocer de verdad a una persona implica tiempo. Por tanto, el sentimiento tiene que tener una base sólida en el conocimiento. Es fundamental descubrir que  la otra persona es la adecuada para compartir un pedacito de vida.  

El debate razón y corazón ha sido punto de inspiración de muchos poetas. Un debate profundamente humano que se muestra en la duda y en el conflicto interior de aquel que quiere ir más allá de sus sentimientos para descubrir la verdad de su ser. Una verdad que es una llamada para afrontar con valentía el milagro de la vida. Es importante querer pero también es esencial aprender a dejarse querer por el otro. Sentir la inercia que late en un baile acompasado de razón y corazón. Todo fluye más fácil, simplemente, cuando se conoce a la persona adecuada.

En Mobifriends  puedes concocer a esa persona que cambie tu vida para siempre. ¿Te atreves a intentarlo?


Tags: , , , ,

Dejar un comentario